Cosmética natural

1.-Cosmética: breve historia.
La piel: tipos, cuidados externos, antioxidantes y conservantes naturales.
2.-Agua, agua floral y hidrolato.
3.-Aceites en cosmética: tipos, tacto y grado de absorción en la piel.
4.-Tensioactivos: clasificación, tipos y propiedades. Emulsionantes naturales, co-emulsionantes, estabilizantes,  espesantes y espumeantes. Sus propiedades particulares.
5.-Las cremas: tipos, modo de preparación.
6.-Champú y gel de baño: tipos, composición de un gel y champú.


Sustancia natural que se aplica para embellecer la piel, no debe alterar las funciones naturales de la piel ni debe producir irritación


Cosmética: breve historia
Los primeros cosméticos estaban asociados con la religión, la magia y la medicina. Los antiguos egipcios, por su carácter religioso, daban mucha importancia a los cosméticos, eran utilizados por todas las clases sociales incluso parte del salario del obrero se pagaba en esta especie. 
En el baño añadían cenizas vegetales para hacer jabón. Los ojos se pintaban con khol, las uñas con alheña como protección del polvo del desierto y los párpados con minerales. Fueron los inventores de la aromaterapia al empezar a utilizar los aceites esenciales de las plantas para neutralizar el olor de los cadáveres durante el embalsamiento. Su cosmética se basaba principalmente en vegetales.

En la antigua Grecia existía un ideal de belleza: figura proporcionada, esbelta, tez muy blanca (utilizaban una mezcla tóxica de ceras y carbonato de plomo) y sin imperfecciones y sobre todo el cabello, el ideal era el rubio, se lo aclaraban con vinagre, manzanilla molida, pétalos de flores amarillas en una solución de potasa. Lo llevaban muy perfumado.
En la antigua Roma  utilizaban  baños (son famosos los baños de Pinea y Cleopatra con leche de burra), lociones, mascarillas y ungüentos para evitar el mal olor y mantener la piel tersa. El ideal de belleza era los grandes ojos y largas pestañas, utilizaban para ello polvo de antimonio, hollín y sulfuro de plomo. Para conseguir una tez blanca usaban productos naturales blanqueadores como cera de abejas, agua de rosas, eneldo y también polvo de tiza, excremento de estornino o cocodrilo...

En la Edad Media, con el auge del cristianismo, la cosmética se consideraba casi un pecado. Los perfumes se reservaban exclusivamente a reyes y nobles.
En el último siglo de la Edad Moderna adquirió mayor importancia e incluso abuso, fue la época de los lunares artificiales. Hasta la Edad Contemporánea (hacia el siglo XIX), no volvió el baño a adquirir importancia. El siglo XX fue el auge de la cosmética.


La piel: breve repaso 
La piel es el órgano más grande del cuerpo, está constituida por millones de células que rodean miles de terminaciones nerviosas, regula la temperatura corporal, previene la deshidratación, por sus poros elimina toxinas e introduce sustancias beneficiosas o dañinas. Ejerce una acción protectora.
Está compuesta por tres capas:
 
-Epidermis o capa superficial: la parte más superficial de esta capa (estrato córneo) está compuesta por células muertas, denominadas corneocitos. En la parte inferior de la epidermis se producen nuevas células que ascienden a la superficie y sustituyen  a las que preceden. A medida que ascienden se transforman en queratina (proteína dura y persistente) que es la principal protectora de esta capa. Este ciclo tiene una duración  de tres semanas a un mes y con la edad va perdiendo eficacia.

También se encuentra los melanocitos en la capa más interna de la epidermis (capa basal), encargados de pigmentar la piel. 

-Dermis o capa intermedia: contiene las glándulas sebáceas, sudoríparas y los folículos pilosos, nervios y capilares sanguíneos. El tejido fibroso (colágeno y elastina) de esta capa determina que tengamos un aspecto joven o aviejado y cuando se deteriora aparecen las líneas de expresión, arrugas...
-Hipodermis o capa profunda: está formada por células grasas (adipocitos), que mantienen la temperatura corporal, amortiguan golpes, etc. También se hallan los vasos sanguíneos y linfáticos.

Tipos de pieles
-Piel seca: piel muy sensible y fina con tendencia a descamarse, poco hidratada, falta de grasa y propensa a la formación de arrugas.
-Piel descamada: no respira bien por la formación de escamas y de impurezas, al no respirar forma arruguitas.
-Piel deshidratada: piel que ha perdido en su superficie el manto protector de agua y aceite que la protege, se da generalmente en manos por usar de continuo productos fuertes. Pueden ser pieles normales incluso grasas.
-Piel envejecida: no es capaz de retener la humedad, tiende a resecarse, la renovación celular se ralentiza.
-Piel sensible: piel tirante, enrojecida, con prurito, tendencia a deshidratarse, poco resistente a la climatología (sol, frío, viento...).
-Piel normal: piel suave, lisa, sin tirantez, sin brillos ni asperezas.
-Piel mixta: mejillas y contorno de ojos con tendencia a la sequedad, frente y nariz grasa.
-Piel grasa: piel con poros dilatados por obstrucción, brillante, generalmente con inflamación, puntos negros y espinillas.

Cuidados externos 
Los factores que influyen en el envejecimiento de la piel son la edad, la herencia genética, la alimentación y los cuidados externos. Los dos primeros no los podemos modificar.
Una de las causas del envejecimiento de la piel es el tratamiento que recibe a lo largo del tiempo por causas como estrés, cambios bruscos de temperaturas, exposición al sol, contaminación, productos dañinos (detergentes, desodorantes, jabones fuertes...) que hacen que la piel se reseque, se deteriore y  se vuelva más sensible produciendo arrugas, flacidez, celulitis, manchas, aumento de las venas varicosas,  entrada de mayor número de bacterias por la piel, afecciones dermatológicas...
Los productos naturales ayudan a cuidar la piel sin dañarla, a mejorar su aspecto y retrasar su envejecimiento.


¿Por qué me arrugo? Antioxidantes para la piel

Uno de los principales causantes de las arrugas y del envejecimiento prematuro es producido por los "radicales libres". Nuestro organismo genera de continuo radicales. El problema es el exceso de radicales. Para neutralizar  este exceso contamos con los antioxidantes, que son sustancias que nos protegen contra ellos aumentando las defensas.
En la naturaleza existen muchos antioxidantes, entre los principales se encuentran las vitaminas A, C y E, los minerales selenio y zinc y los carotenos (pro vitamina A), especialmente los beta carotenos: 

-Vitamina E: su propiedad principal es la de protectora de la membrana celular. Cada célula está rodeada de una membrana y esta vitamina ayuda a preservarla.
Penetra con facilidad hasta las capas más internas de la piel y protege el tejido nervioso, el colágeno, las glándulas y los vasos sanguíneos. No produce alergias y se puede aplicar en todas las pieles, incluso muy sensibles.
Intercepta a los radicales para detener las reacciones oxidativas.
 
-Vitamina C: muchas funciones de nuestro organismo requieren de esta vitamina para la producción de síntesis de colágeno, el tejido de la piel y la mejora de la elasticidad de los vasos sanguíneos. Es imprescindible para la piel.
La vitamina E y el calcio necesitan de ella. Cuando actúa un radical sobre la vitamina E comienza a oxidarse (pierde un electrón), la vitamina C la dona electrones para  que pueda renovar su poder antioxidante. 
-Vitamina A: Es esencial para el crecimiento, mantenimiento, protección y prevención del envejecimiento de las células (mucosas, piel, cabello, uñas...), elimina los radicales libres y aumenta la resistencia a las infecciones de la piel.
-Carotenos: son los pigmentos naturales de las plantas, son solubles en grasas, ayudan a controlar el exceso de radiales libres.


Conservantes naturales en los cosméticos
Lo ideal es que el conservante que se utilice  sea antiséptico porque el cosmético que lleva mucha proporción de agua es muy propenso a la contaminación. Si son antioxidantes protegen contra la oxidación de los aceites sensibles, pero por sí solos no evitan que se puedan reproducir bacterias o mohos, por lo que necesitamos a los conservantes para prevenir la contaminación microbiana.
Es mejor añadir un 1% del peso del cosmético.

-Ácido cítrico: conservante y antioxidante natural procedente de los cítricos, especialmente de la naranja y el limón. Actúa en sinergia con otros antioxidantes mejorando su efectividad. Reduce el pH en los cosméticos, muy usado para bajar el pH en geles y champú líquido.
Dosis: 0,5-1%. Soluble en agua.
-Extracto de pomelo: conservante y antioxidante proveniente de la semilla del pomelo. Potente antibacteriano.
Es soluble en agua.
Dosis: 0,5-1% del peso total.
-Vitamina C: ácido ascórbico, ácido de azúcar proveniente de la naranja o del limón.
Conservante y antioxidante de cosméticos. Fija los colores y evita  que se oxiden los colorantes y esencias.
Dosis: 0,5-1% peso total.
-Vitamina E: tocoferol. Conservante y antioxidante, conserva también el aroma de los cosméticos y es la vitamina de la belleza.
Dosis: 1% peso grasas.

2.-Agua, agua floral y hidrolato.
 
El agua  usada en el cosmético debe ser desmineralizada, de manantial o destilada, debe estar estéril a la hora de añadirla por ser muy propensa a contaminarse.
Si se sustituye total o parcialmente el agua destilada  por aguas florales o hidrolatos, van a enriquecer los cosméticos  aportando sus propiedades y su olor natural.

Se obtienen del agua resultante de la  destilación al vapor de plantas para obtener los   aceites esenciales, por lo que son muy concentradas y llenas de principios activos hidrosolubles. No poseen color o son ligeramente amarillas y pueden ser algo turbias (las aguas aromáticas no son naturales, llevan colorante y aroma sintético).
Cada agua floral o hidrolato presenta su propiedad específica para un determinado tipo de piel. Todas son tónicos para la piel.

-Agua de azahar (de neroli): indicado para todas las pieles, incluso bebés y frágil como contorno de ojos. Especial pieles secas, irritadas, opacas, maduras y sensibles.
Al ser astringente conviene también a pieles con acné, mixtas o grasas.
Excelente sedante de la piel, regenera, descongestiona, tonifica, hidrata, previene arrugas y flacidez de la cara. Efecto vasoconstrictor.
Proviene de la destilación de la flor del naranjo amargo. 

-Agua de hamamelis: aunque se puede usar en todas las pieles viene fenomenal para pieles normales, irritadas, mixtas y grasas por su poder astringente; también se usa mucho en pieles con cuperosis (venitas rojas en el cutis) por su poder venotónico y por su poder blanqueante, despigmenta manchas. 

Es antiséptica y antiinflamatoria.

-Hidrolato de lavanda: para todas las pieles, de muy secas a grasas y  especialmente pieles sensibles e irritadas. Es antimicrobiano y cicatrizante. Se usa en cualquier tipo de cosmético.

-Hidrolato de manzanilla: tolerada por todas las pieles, especialmente sensibles e irritadas, suaviza y refresca.

Uso en cosmético de piel escamosa, con impurezas, delicada  y frágil como contorno de ojos para reducir las ojeras y las bolsas.
En champú se recomienda no usar en cabellos oscuros por su poder aclarante. 
-Agua de Melisa: se usa en cremas para pieles cansadas, mixtas y grasas, es antiséptica y relajante, con un agradable olor a limón.
 
-Agua de rosas: apta para todas las pieles, especialmente secas, maduras y normales y frágiles (contorno de ojos, ojeras), es un gran tónico que regenera, desinflama  y limpia la piel con eficacia y a la vez con suavidad.
Posee propiedad antimicrobiana, relajante, astringente, reafirmante, antialérgica y humectante.

-Hidrolato de romero: aptas para las pieles grasas, con acné, espinillas, puntos negros, por su poder bactericida y antiinflamatorio. El agua de romero activa la circulación sanguínea.

-Hidrolato de  té verde: excelente rejuvenecedor de la piel y antioxidante. Regenera, tonifica, desinflama y es astringente.



Aceites esenciales y aromas en cosmética:
 Si queremos una crema totalmente natural debemos utilizar sólo los aceites esenciales, que son extraídos de las plantas y son 100% naturales. Aportan múltiples propiedades a la piel, son antisépticos y  protectores. Van a proporcionar al cosmético su aroma natural. Ninguno es graso.

 Se añaden siempre cuando el preparado ya está acabado, en una proporción de 1% del peso total del cosmético si es para uso facial, el doble si es para corporal. Al ser muy concentrados y potentes, con añadir de 1 a 3 gotas máximo para un tarro de crema pequeño es suficiente para que nos proporcionen sus propiedades.
  Las fragancias  artificiales nunca se añaden a las cremas, pero se pueden añadir al jabón. Los "aromas" artificiales,  si se añaden a las cremas, deben de ser de grado alimentario o cosmético.
Nota: Las propiedades de cada aceite esencial  están en la pestaña "aceites-esenciales".



3.-Aceites en cosmética: tipo, tacto o grado de absorción en la piel.  

Los aceites vegetales tienen una composición parecida al sebo de la piel, no taponan los poros y son muy tolerados por todas las pieles.
El aceite capta y retiene la humedad dentro de la piel, evita la deshidratación, proporciona nutrición y  protege de la contaminación, del frío, del sol, de las atmósferas secas, del exceso de radicales libres...
Cuanto más envejece la piel, más va perdiendo humedad, se arruga más fácilmente y necesita más aporte de aceite.
Son aceites seguros para la piel, excepto si la persona es intolerante a los frutos secos o por ejemplo a las proteínas de trigo.
Todas las pieles necesitan aceite, incluso las grasas (necesitan  aceites con pocas grasas y penetrantes). El aceite vegetal inhibe la lubrificación de las glándulas sebáceas y regula su producción, de ahí el dicho "a la grasa, grasa".

Antes de empezar a enumerar los aceites más comunes diremos que por norma general  las mantecas o grasas y los aceites sólidos son poco absorbentes, dejan  una capa de grasa sobre la superficie de la piel que tarda en ser absorbida  dejando una sensación pegajosa. S
on lo que se llama en cosmética "aceites de tipo, tacto o grado graso".

Los "aceites de tipo, tacto o grado seco" son absorbidos por la piel nada más aplicarlos, no dejan residuos ni grasa, pudiendo vestirnos, maquillarnos, etc. tras su aplicación. Son excelentes para pieles grasas, personas que no les gusta la sensación grasa en la piel, para cremas de manos, pies, contornos de ojos, aceites de baño...

Entre estas dos categorías están también la categoría de los aceites "semisecos", que no tardan mucho en penetrar. 
Existen subcategorías del grado de absorción del aceite. Entre el grado graso y el semiseco se encuentran algunos aceites como el brócoli. Entre el grado semiseco y el grado seco se encuentran otros aceites como cáñamo, monoï, onagra...


Nota: las propiedades detalladas de cada  aceite se encuentra en la página "Aceites y mantecas". Aquí hacemos un pequeño resumen de su grado de absorción en la piel y en qué tipos de cosméticos se usan.
 
-Abisinia, aceite de: aceite de tacto seco. Rápida absorción a pesar de ser un aceite muy espeso.
Uso para todo tipo de pieles desde muy grasas a muy secas, mates, frágiles, deshidratadas, maduras, agrietadas.
Excelente dispersador de pigmentos. Los productos a los que se incorpora son de textura fina, nada untuosa, de muy fácil aplicación y deslizamiento.
Cremas nutritivas, hidratantes, de manos, uñas y pies,  cremas y serum contorno de ojos, bálsamos, lápiz y barra de labios, rímel, lápices y sombras de ojos, coloretes, bases de maquillaje, mascarillas, acondicionadores, gel y champú, crema solar y post solar, aceite de masaje...
HLB: 7.
Uso de 1-100%.

-Aguacate, aceite de: aceite de tacto graso. Absorción de grado bajo. Altamente penetrante.
Uso  especial para pieles secas, envejecidas, maduras, deshidratadas, frágiles e irritadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, cremas de contorno de ojos, mascarillas, champú, gel, crema de manos y talones (agrietadas y resecas), lápices labiales, barras de masajes...
Ayuda a  dar emulsiones más consistentes y espesas.
HLB: 7. 
Se suele utilizar entre un 2-10% del peso cosmético.

-Albaricoque, hueso, aceite de: aceite seco, absorbente, de fácil penetración, sin sensación grasa.
Uso en todas las pieles, especialmente sensibles y bebés, con manchas de sol, opacas. En caso de sensibilidad a la luz solar, se debe acompañar la crema con aceites ricos en antioxidantes como oliva.
Todas las pieles incluso sensibles e irritadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, bálsamos de labios, mascarillas y
acondicionador pelo seco o quebradizo, champú, gel, aceite de baño, de masaje...
Estabiliza emulsiones.

HLB: 7. Se puede usar hasta un 100% en cremas.
 
-Algodón, aceite de: tacto seco, aceite no graso, absorbente, de fácil penetración, sin sensación grasa.

Especial para pieles secas, maduras, agrietadas, sensibles e irritadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, de manos, mascarillas, champús, lubricantes, leches, geles, quitaesmaltes, lociones...
HLB: 8.

-Almendra dulce, aceite de: aceite graso, absorción de grado medio-bajo, tarda en absorberse.
Uso especial en piel seca, fina, sensible, escamada, con picores, deshidratada, grasa, protector de todas las pieles y apto para todas, incluso bebés. Gran poder de penetración en las capas de la piel
Cremas suavizantes, antiarrugas, hidratantes, de contorno de ojos, nutritivas, mascarillas, champús, geles, lociones, quitaesmaltes, lubricantes (se aplican con la piel mojada después de la ducha), masaje...

HLB: 7.

-Argán, aceite de: aceite graso. Tarda en ser absorbido.
Especial pieles secas, maduras, pieles con arrugas, pieles irritadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, regeneradoras, antiedad, mascarilla, champú, gel, acondicionador cabello...

HLB: 11.

 
-Arroz, aceite de: aceite seco, altamente absorbente, sin dejar sensación grasa.
Especial piel sensible, frágil (ojeras y bolsas), irritada, dañada, normal, mixta, grasa y madura. Aclara la piel, todas las pieles.
Cremas hidratantes, nutritivas, cremas contorno de ojos, mascarillas, champús, geles, protectores solares, labiales, maquillajes...

HLB: 7.

-Avellana, aceite de: aceite seco, muy absorbente, de fácil penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Todo tipo de pieles, de secas a grasas, sensibles, enrojecidas. Especial piel mixta, grasa, con impurezas. Reequilibrante de  la piel seca o mixta.
Cremas hidratantes, nutritivas, contorno de ojos, cremas de manos, mascarillas, champús, geles,
regenerador, lociones, bálsamo labial...
 HLB: 7.

-Babasú, aceite de: aceite seco, no graso, muy absorbente, sin  dejar sensación grasa en la piel. Baja capacidad de penetración.
Especial para hidratar la piel tanto seca como grasa (especialmente grasa), normal, mixta, piel descamada y dañada y muy sensible. Suavidad en la piel. No es altamente penetrante.
Cremas hidratantes, nutritivas, especial champú y mascarilla capilar.

HLB: 8.
 
-B
orago, aceite de: aceite semiseco, absorción y penetración en la piel de grado medio.
Especial piel sensible, frágil, madura y seca, muy deshidratada, sin elasticidad.
Cremas hidratantes, antiedad, nutritivas, champús...

HLB: 7.

-Cacahuete, aceite
de: aceite semiseco, absorción y penetración en la piel de grado medio.
Especial para piel muy seca y pieles escamosas e irritadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, especial champú y mascarilla capilar, barra de masajes, productos solares, etc.

HLB: 5.
Uso: entre 1-20%.

-Cacao, manteca de: aceite graso. Tarda en ser absorbido por la piel.
Especial piel seca, madura, sensible, normal, irritada, dañada.

 Aporta consistencia a la crema pero no favorece la emulsión.
Cremas hidratantes, nutritivas, antiedad, de manos, bálsamo labial,
champús, desmaquillantes...
HLB: 6. 
Uso: entre 1-20%. Si se sobrepasa del 5% no utilizar para cutis grasos.
 
-Calófilo, aceite de:
aceite graso, tarda en absorberse por lo que se combina con otros más absorbentes.
Especial para pieles y cueros cabelludos sensibles, muy dañados, que necesita regenerarse y para todo tipo de piel.
Cremas calmantes, circulatorias, antiarrugas, para tratamiento de problemas en las pieles jóvenes (acné, puntos negros, etc.), ojeras oscuras y bolsas, manos y uñas, bálsamos labiales, champús, mascarillas, aceite de masaje...
HLB: 8. 

-Camelia, aceite de: (semillas de té): aceite  semiseco (medio graso), no tarda mucho en absorberse.
Especial piel sensible, irritada, con estrías, seca y grasa.
Cremas nutritivas, hidratantes, de manos, uñas y pies, antiestrías, cremas y serum contorno de ojos, mascarillas, acondicionadores y champús para cabello seco, quitaesmaltes, cremas solares, aceite de masaje...
HLB: 7. Uso entre 1-15% según preparado.

-Cáñamo, aceite de: aceite seco, no graso, muy absorbente, de fácil penetración aunque no profunda, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Especial piel atópica, madura, deshidratada, seca y sensible. Apto para todas.
Cremas nutritivas, contorno de ojos, bálsamos de labios, champús y mascarillas, geles, masaje...

HLB: 7.

-Cártamo, aceite de: aceite seco, no graso, absorbente, de fácil penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel. 
Especial piel frágil, muy seca, madura, normal, mixta, muy grasa (no deja brillos), con impurezas, cansadas, irritadas, enrojecidas y con eczema.  
Cremas hidratantes, nutritivas, crema contorno de ojos, mascarillas de cutis...

HLB: 8.
 
-Coco, aceite de: aceite  graso, tarda en absorberse por lo que se combina con otros menos grasos.

Especial para pieles secas, escamadas, enrojecidas, estropeadas, irritadas y dañadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, antisequedad, bálsamo labial, barra de labios, leche cutánea, lociones, barra de masajes, champú pelo seco, gel...
HLB: 8.

-Coco fraccionado, aceite de: aceite seco,  no graso, altamente absorbente, de fácil penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Apto para todas las pieles y cabellos, incluso frágiles y muy sensibles como bebés.
Uso en todo tipo de preparados cosméticos como cremas, de contorno de ojos, aceites de bebés,  barras de masaje, maquillajes, barras y bálsamos de labios, aftersun, mascarillas, acondicionadores, champú, productos de todo tipo para el baño, incluidas bombas, etc.
HLB: 8-12,5. Uso entre 1-100%. 

-Copoazú, manteca de: tacto graso. Es una manteca que no tarda mucho en absorberse por su composición de ácidos insaturados. Es muy penetrante en la piel.
Especial para bebés, pieles dañadas, irritadas, enrojecidas, deshidratadas, secas...
En los productos cosméticos ayuda a producir emulsiones estables por su capacidad de captación del agua.
Uso en todo tipo de cosméticos como base de maquillaje, cremas y bálsamos hidratantes, protectoras, nutritivas, contorno de ojos, bálsamos labiales, mascarillas faciales, aceite de masaje, champú, acondicionadores y mascarillas capilares, postafeitado y depilación, etc.  
Uso normal entre 1-5%. Bálsamos y masaje 1-100%. 
 
-Frambuesa, aceite de: aceite seco, no graso, altamente absorbente, de fácil penetración, sin dejar sensación grasa en la piel.
Especial pieles secas, deshidratadas, flácidas y pieles sensibles.
Cremas hidratantes, nutritivas, antisequedad,  antiarrugas, bálsamo labial, leche cutánea, lociones, champú, gel...

HLB: 7. 
 
-Germen de trigo, aceite de: aceite graso, absorción de grado bajo. Profunda penetración en las capas de la piel.

Especial piel sensible, frágil, muy seca, madura, arrugada, envejecida, descamada, irritada, poco irrigada. Si se sobrepasa del 5% no utilizar para cutis grasos.
Cremas nutritivas, antienvejecimiento, crema contorno de ojos, crema de manos, bálsamo labial, champú...
HLB: 8.

-Girasol, aceite de : aceite poco graso (semiseco), con una absorción de grado medio-alto.
Especial piel sensible, piel seca, piel irritada y dañada. Si se sobrepasa del 5% no utilizar para cutis grasos.
Uso en cremas hidratantes, nutritivas, de manos, champús y mascarillas, aceite de baño...

HLB: 7.

-Jojoba, aceite de: aceite seco,  no graso, uno de los más absorbentes que existen, de fácil penetración, sin dejar sensación grasa.
Especial todas las pieles, desde muy secas a muy grasas, con brillos, frágiles, sensibles, alérgicas y dañadas. 
Cremas hidratantes, nutritivas, crema contorno de ojos, mascarillas, champú, gel, lociones, desmaquillantes de ojos, crema de labios, after shave, base de perfume sin alcohol...

HLB: 6.


-Karité, manteca de: es un aceite graso pero se absorbe bien.
Especial todo tipo de piel, pieles irritadas y dañadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, antiarrugas, regeneradoras, cremas de manos, bálsamo labial, cremas para después del sol, protectores solares, desmaquillantes, after shave, champú, productos de bebés...

HLB: 8.
 
-Kokum, manteca de: toque semigraso. Se absorbe rápido sin dejar apenas film grasiento a pesar de ser una grasa. 
Apto para todas las pieles, especialmente muy sensibles como bebés. Pieles que necesiten regenerarse, con grietas, con falta de elasticidad, deshidratada. Especial pieles muy sensibles, bebés, normales, secas, maduras, irritadas, agrietadas. Se parece a la manteca de cacao en propiedades pero es menos grasa.
Ayuda a estabilizar y suavizar los preparados. Uso en todo tipo de cremas como antiinflamatorias, antiarrugas, regenerante, nutritiva, hidratante, zonas frágiles,  lápices y bálsamos labiales, crema de manos y talones, champú y acondicionador para cabello dañado, sin brillo, cuero irritado e inflamado.
HLB: 8.
Uso: 1-3% en cremas y acondicionadores. Bálsamo labial 1-100%. 

 -Kukui, aceite de: aceite seco, no graso, altamente absorbente. Es uno de los aceites que menos grasa deja en la piel.
Especial para pieles secas y sensibles, deshidratadas, descamadas, inflamadas y  agrietadas.
Cremas hidratantes, nutritivas, protectoras, cremas de manos y pies, contorno de ojos, cremas antiestrías y anticelulíticas, bálsamo labial, champú (líquido o sólido), mascarilla capilar para pelo reseco, exfoliante, gel, barra de masaje, protector solar, after sun, after shave... 
HLB: 7.
Uso entre 5-30% en preparados cosméticos. 

-Macadamia, aceite de: aceite seco, no graso, absorbente, de fácil penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Especial piel frágil, sensible, mixta, grasa, irritada, seca, madura, agrietada, piel con mala circulación.
Cremas hidratantes, nutritivas, protectoras, cremas de manos, maquillajes, champú pelo seco, mascarilla capilar, gel, barra de masaje...

HLB: 7.

-Maíz, aceite de: aceite semiseco. Absorción y penetración en la piel de grado medio.
Especial piel seca, sensible, escamada e irritada.
Cremas hidratantes, nutritivas, crema de manos, champú, barra de labios, aceite de masaje...

HLB: 6.


-Mango, aceite y manteca: aceite graso, se absorbe bien, no deja mucha grasa, presenta textura fina. 
Especial piel dañada, reseca, deshidratada, normal, mixta.
Cremas hidratantes, nutritivas especialmente de noche, de manos, antiedad, bálsamo y barras labiales, champú, acondicionador, lociones, línea corporal infantil, barra de masaje, cremas  para después del sol, maquillajes...  

HLB: 8.

-
Mostaza, aceite de
: aceite seco, no graso, muy absorbente, de fácil penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Especial todo tipo de piel excepto niños por posible irritación.
Mascarillas faciales, champú para todo tipo de cabello, mascarilla capilar, barra de masaje, ungüentos, cremas protectoras, cremas antihongos, gel íntimo y en general en todo tipo de cremas como solares, para después del sol, protector solar, cremas de contorno de ojos. 
Inocuo con las mucosas.

-Murumuru, manteca de: aceite de tacto graso. A pesar de ser una manteca funciona como un aceite semiseco. Penetración profunda en la piel.
Especial para pieles muy sensibles, frágiles, muy secas, dañadas, irritadas, rojas, con afecciones y para cabellos dañados, muy resecos, rizados, afros.
Uso en aceite de masaje, cremas de contorno de ojos, nutritivas, hidratantes, calmantes, bálsamo labial y pintalabios, maquillaje, desodorante, lociones, champú, mascarilla y acondicionador del cabello...
Uso entre 0,5-8%. 

Niguella, aceite de: aceite graso, absorción de grado medio. Como no se puede aplicar puro por su potencia se combina con otros aceites de tacto seco para que no deje grasa en la piel, además de ser un aceite vehicular.
Especial para pieles alérgicas, sensibles e irritadas, maduras, envejecidas, pieles con acné. Uso en todo tipo de pieles excepto en bebés.
Uso en aceite de masaje, cremas de contorno de ojos, nutritivas, para acné (alto contenido en zinc), cremas de cuerpo, manos y uñas, mascarillas y champús para cabello seco y quebradizo, etc.

-Nuez, aceite de: aceite semiseco, se absorbe rápido por la piel.
Especial para pieles sensibles, irritadas, secas, agrietadas, maduras, inflamadas,  escamadas, con eczema o psoriasis.
Uso en todo tipo de cosmético: cremas de contorno de ojos, hidratantes, nutritivas, de manos y uñas, solares, antiarrugas, cremas para el cuerpo, bebés, masaje, mascarillas, champú, acondicionador de pelo, etc.
HLB: 10-11.
Uso: 1-100%.

-Oliva virgen, aceite de: aceite graso, se absorbe poco si no se combina con otros aceites de toque seco. El aceite virgen extra con baja acidez se absorbe mejor en la piel que si posee una acidez más alta (acidez del 0,3-0,8). Altísima penetración en las capas de la piel.
Especial piel muy sensible, deshidratada, irritada, seca, con eczemas, bebés.
Cremas hidratantes, nutritivas, de manos y uñas, cremas bebés, bálsamos labiales, champú, mascarillas, desmaquillantes, productos solares...

HLB: 7.

-Onagra, aceite de: aceite seco, absorción  en la piel de grado medio alto.
Especial piel irritada, inflamada, envejecida, madura, seca, sensible, piel con psoriasis, dermatitis. 
Cremas hidratantes, nutritivas, regeneradoras, de manos, antiedad, champú anticaspa...

HLB: 7.

-Pepita de uva, aceite de: aceite seco, no graso, muy absorbente, de fácil penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Especial piel grasa, mixta, normal, madura, envejecida, sin tono, con falta de circulación. Para todas sin excepción. Suaviza y nutre.
Cremas hipoalérgicas, cremas contorno de ojos,  lubricantes, lociones, champú, mascarilla, after shave...

HLB: 7.

-Ricino, aceite de: aceite graso, uno de los más grasos que existen y  muy espeso. 
Especial piel sensible, envejecida, seca, irritada y dañada.
Cremas de contorno de ojos, pomada de pestañas, endurecedor para uñas, barra de labios, champú, acondicionador...

HLB: 14.

-Rosa mosqueta, aceite de: aceite semiseco, absorción y penetración en la piel de grado medio-alto, no deja sensación grasa.
Especial piel dañada (estrías, cicatrices, manchas), inflamada, irritada, envejecida, con acné, con cuperosis.  

Cremas hidratantes, nutritivas, regeneradora, crema contorno de ojos, crema antimanchas, crema antiestrías, antiarrugas, lociones, mascarillas, champú pelo maltratado, gel, crema de labios...
HLB: 7.
 
-Sésamo, aceite de: aceite seco, no graso, absorbente, de alta penetración, sin  dejar sensación grasa en la piel.
Especial piel delicada, alérgica, con acné, descamada, irritada, poco irrigada, estropeada, madura, seca, flácida, frágil, poco irrigada.
Cremas hidratantes, nutritivas, de manos y pies (grietas), regeneradoras, reafirmantes, barras de  masaje, cremas solares, desmaquillante, champús, mascarillas (
sequedad, costra).
HLB: 7.

-Soja, aceite de: aceite seco, no graso, es uno de los aceites que menos grasa deja en la piel.
Especial piel muy grasa, con impurezas, sensible, bebés, madura, arrugada...
Cremas hidratantes, cremas  contorno de ojos, de manos, antienvejecimiento, antiarrugas, champú, barra de masajes, bálsamo de labios... 

HLB: 7. 



4.-Tensioactivos:

Para elaborar cualquier tipo de preparado cosmético como crema, champú, gel,  jabón, etc., necesitamos a unas sustancias capaces de generar la unión de todos los componentes que forman dicho preparado.  Estas sustancias son conocidas como  tensioactivos, tensoactivos o surfactantes y actúan como agentes   antiespumeantes, espumeantes, emulsionantes, detergentes, solubilizantes o humectantes   según sean sus propiedades fisicoquímicas:
 
-Agentes espumeantes: el gas se dispersa en un líquido. El tensioactivo se mezcla con el aire y agua para producir espuma.
-Agentes antiespumeantes: se emplean para destruir la espuma ya formada, disminuirla o evitar su formación. Actúan liberando el aire retenido en el interior del líquido. El aceite de ricino o el alcohol son antiespumeantes.
-Agentes detergentes: son agentes que producen limpieza eliminando la suciedad.
-Agentes solubilizantes: agentes anfílicos que actúan ayudando a disolver sustancias poco inmiscibles en agua.
-Agentes humectantes: agentes que disminuyen el contacto de un líquido y la superficie sobre la que se apoya este líquido, es decir, reducen la tensión de un líquido en un sólido permitiendo que el agua penetre más fácilmente. Ej.: glicerina.
-Agentes emulsionantes: son aquellos agentes emulsionantes, emulsificantes o emulgentes que permiten que dos líquidos inmiscibles se unan. Ej.: agua y aceite.

     Los tensioactivos son agentes activos de superficie, es decir, reducen la tensión superficial entre dos fases como la fase agua-aceite (cuando las dos fases son líquidas se denomina tensión interfacial) o fase agua-aire para conseguir unirlas. Esta unión, reducción o rompimiento de tensión entre fases se consigue por poseer las moléculas de los tensioactivos de dos partes o grupos: una parte o cabeza hidrófila (polar) afín al agua y otra parte o cola lipófila (no polar) afín a los lípidos. A estos compuestos moleculares que constan de dos partes o grupos se denominan agentes anfilíticos o anfílicos.

HLB
Foto Wikipedia. org
En el caso de que la molécula sólo fuera poseedora de una parte hidrófila o lipófila se quedaría en el interior de su propia fase sin ejercer ningún tipo de tensión y por tanto no emulsionaría o también en el caso de que una parte de la molécula fuera más hidrófila o lipófila que la otra parte, no se produciría emulsión total, se quedaría en la interfase y se produciría un desequilibrio.
Entonces se debe encontrar un equilibrio entre ambas partes para que se produzca una perfecta emulsificación de un agente tensioactivo y para encontrar ese equilibrio Griffin (1949) ideó una escala arbitraria de valores para clasificar el grado de solubilidad en la fase acuosa o en la fase oleosa que posee un tensioactivo. A esta escala la denominó HLB o balance hidrófilo-lipófilo.

El número de HLB es el peso por ciento de la parte hidrófila de la molécula dividido por 5 (escogió el número cinco por mayor comodidad para sacar el resultado).


El "valor HLB" determina el tipo de emulsión que se va a formar: "agua en aceite" (mayor cantidad de aceite en la formulación que de agua) o "aceite en agua" (predominio mayor del agua sobre el aceite en la formulación).
Los valores o números bajos (0,5-10) corresponden a emulsiones lipófilas o no polares, es decir, para realizar  emulsiones estables tipo agua en aceite (w/o) y por el contrario los valores más altos son para emulsiones hidrófilas o polares (10-19,5) como emulsiones tipo aceite en agua (o/w).

A cada sustancia emulsionante de la fase oleosa, es decir, a los aceites, mantecas y ceras, los otorga otro número y lo denomina "valor HLB requerido". Entonces para una emulsión efectiva seleccionaremos los aceites, mantecas o ceras  cuyo valor requerido sea igual o cercano al valor o número del emulsionante. 
Existen tablas para conocer los valores HLB de los emulsionantes y de los aceites y no tengamos que estar haciendo pruebas ni reglas matemáticas.

Esta escala se ideó en principio para los emulsionantes de tipo no-iónicos (0,5-19,5). Para los emulsionantes de tipo aniónico los valores de la escala corresponderían a partir de los números 20-40.

Actualmente los proveedores en las etiquetas ya nos indican como emulsiona el tensioactivo. Los valores del HLB pueden variar según partidas y laboratorio.
 

Clasificación de los tensioactivos por su carga eléctrica: por su disolución en presencia de un electrolito se clasifican en iónicos y no-iónicos.

-Iónicos: pueden llevar carga negativa o positiva. Según sea esta carga pueden ser de tipo:
----Aniónicos: si la parte polar o hidrófila de la molécula lleva carga negativa. Son inestables a pH ácidos y a tensioactivos catiónicos.
----Catiónicos: si la parte polar o hidrófila de la molécula lleva carga positiva. Son incompatibles con aniónicos.
----Anfóteros: se comportan como aniónicos o catiónicos dependiendo del pH o medio en el que se disocian. En pH ácido son catiónicos y en medio básico o alcalino se comportan como aniónicos. Ej.: lecitina, betaína.
 
-No iónicos: en solución acuosa carecen de carga eléctrica (no hay disociación de su parte hidrófila). Al no producir iones en este tipo de solución se pueden combinar con todo tipo de emulsionantes y no les afecta el pH, son muy estables. Se pueden usar tanto en emulsiones w/o como en o/w. Actúan también de humectantes, son suaves y afines a la piel.


Emulsionantes naturales:
Aparte de su utilidad principal para mezclar el aceite y el agua sin ayuda de  emulsionantes químicos, presentan grandes  propiedades para la piel.
Las proporciones siguientes son medias, a mayor cantidad, mayor viscosidad, pero siempre respetando las medidas dictadas por el proveedor.

Generalmente cuando aparecen varios componentes en un emulsionante, el primero lleva mayor proporción en el preparado, el segundo lleva mayor proporción que el tercero, así sucesivamente.

El orden de los emulsionantes van colocados por su INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients) que corresponde a su nombre científico universal. En el idioma inglés para nombrar ceras, aceites,  ingredientes o sustancias para cosmética, etc. y para nombrar a las plantas se usa el latín (género y especie). 


Autoemulsionantes

-Acacia Senegal gum (Goma arábiga): emulsionante vegetal obtenido de la exudación natural o por incisión de las ramas o corteza de la acacia africana.
No necesita co-emulsionantes ni espesantes. Es una de las gomas más solubles que existen. Estabiliza las emulsiones y en champú y gel de baño estabiliza la espuma. Forma emulsiones aceite en agua (o/w).  
Es espesante y actúa  principalmente como agente de unión y adhesión en el cosmético sin producir sensación pegajosa por lo que es especial para máscara de pestañas, eyer liner y mascarillas. Es un perfecto dispersante de aromas y pigmentos.
PH: 5.0, estable a casi todos los pH.
HLB: 8,0. 
Dosis: espesante cremas 10%. Para lifting 1-3%. Como tensioactivo 0,1-3%. Soluble en agua caliente, a unos 70º. No conviene calentar demasiado el agua para no perder sus propiedades.
Propiedades: posee un potente efecto antiinflamatorio. Es un perfecto tensor de  piel, la alisa, tensa y reafirma,  posee efecto "lifting" (es el sustitutivo vegetal de las ampollas de la cara) al fijarse en la piel. Supresión de pequeñas arruguitas en los ojos y líneas de expresión, tensor de cuello y busto. 
Ideal para piel madura, seca y piel arrugada. Potente hidratante. No posee efectos secundarios.
Usos: cremas antiarrugas, gel contorno de ojos, eyer liner, máscaras de pestañas, mascarillas, serums, lociones, geles y cremas reafirmantes, lacas, champús, gel de ducha, suavizante del cabello, maquillajes...
Emulsionante aniónico. Incompatible con emulsionantes, co-emulsionantes, gelificantes, tensioactivos catiónicos (como jabones), con alcoholes aún en ínfima cantidad, electrolitos, con eugenol, linalol...


-BTMS (cetearyl alcohol, behentrimonium methosulfate): cera vegetal derivada del aceite de palma (alcohol cetearílico) en proporción mínima de 50% y   del aceite de canola (metosulfato behentrimonium: sal cuaternaria derivada de la planta de canola).
Se usa en emulsiones de aceite en agua, se disuelve normalmente en aceite (se derrite enseguida) entre 55-70º, pero también puede ser disuelto en agua. 
Produce emulsiones estables, de textura muy suave y sedosa, perfecto en cremas de aceite en agua. No necesita de otro emulsionante, tarda unas veinticuatro horas en adquirir consistencia.
Reduce bastante el pH del cosmético.
HLB:15.
Dosis: 2-10% fase oleosa según la textura deseada. Acondicionador 4%, mascarillas para pelo seco y dañado se puede añadir incluso un 30%. Si se emplea solo se puede echar hasta un 10%, si lo acompaña otros emulsionantes se echa menos dosis.
Propiedades: No irrita la piel ni las mucosas. Suave con la piel y el cabello. Apto para todos los cabellos y pieles. Suaviza, da brillo, antiestático, desenreda y no encrespa, es especial para pelos tipo afro. Es totalmente compatible con la queratina del cabello.
Usos: principalmente en champús, acondicionadores, mascarillas, tónicos capilares y gel de ducha. Proporciona suavidad a las cremas.
Emulsionante catiónico, no combinar con aniónicos.

-Caprylic/Capric triglycerides & Glycerin & Aqua & Sucrose Laurate: se conoce como "Gelisucre, Sucragel CF".
Emulsionante 100% vegetal proveniente de ácidos naturales del aceite de coco o palmiste, glicerina, agua y laurato de sacarosa (éster de azúcar generalmente proveniente de la remolacha azucarera en combinación con ácido laúrico mediante proceso de esterificación).
Existen otras variedades de sucragel como "Sucragel AOF, Bio AOF". La variedad AOF lleva aceite de almendras, glicerina, agua y laurato de sacarosa.
En la variedad Bio el agua procede de la fruta de la naranja. Las propiedades son las mismas pero existen unas ligeras variaciones: CF admite uso de ésteres, aceites vegetales o minerales y siliconas. AOF en cualquier variedad sólo admite aceites vegetales. Otra diferencia es que Bio-AOF al llevar agua de naranja tiene un color amarillo claro por lo que los geles no quedan tan transparentes y produce texturas más gruesas.
Emulsionante para aceite en agua en forma de gel viscoso para crear preparaciones líquidas, muy fluidas, ligeras, leches, en sprays, preparaciones transparentes (siempre que los aceites que se añadan no tengan color), geles. No produce texturas gruesas pero se pueden añadir espesantes para crear cremas más espesas.
Gran espesante para aceites manteniéndolos en emulsión estable. Crea geles iguales a los de formato comercial.
No hace falta calentar los aceites, se puede añadir en frío, pero si es necesario calentarlos, el sucragel admite temperaturas hasta 80º sin que se destruyan sus propiedades. 
PH: 4-8. Al admitir un amplio rango siempre conviene medir el pH del preparado.
Dosis: 5-25% en la fase oleosa. Para emulsiones entre 5-10%, para geles de aceite 20-25%. Se añade los aceites siempre al sucragel batiendo. Cuando se añade la fase acuosa emulsiona rápidamente.
Propiedades: apto para todas las pieles, incluso de bebés. No irrita ni produce alergias. Se puede aplicar en zonas frágiles de la piel, en pieles con alergias. Larga duración de humectación en la piel, muy hidratante, protector, la piel se flexibiliza. Limpia suavemente.
Usos: cremas hidratantes, de contorno de ojos, mascarillas faciales, champú (como co-tensioactivo, produce poca espuma) y acondicionador capilar, geles y leches de baño, geles de aceite, de masaje, lociones, leches limpiadoras, leche desmaquillador facial y de ojos,  exfoliantes, protector solar, productos para después del sol, productos de bebés...
Emulsionante no-iónico.

-Cetearyl alcohol, cetearyl glucoside: se conoce comercialmente como "Cera montanov 68".
El alcohol cetearílico o cetosterílico es una combinación del ácido esteárico y de alcohol cetílico (cetyl alcohol). Son alcoholes grasos extraídos del aceite de coco principalmente, canola, palma o  cacahuete según proveedor  en combinación con glucosa de la yuca (mandioca, tapioca). 
Este autoemulsionante de aceite en agua (o/w) produce cremas de textura muy suave y cremosa, de fácil aplicación sin dejar sensación grasa por lo que es muy utilizado en los productos para disminuir la presencia de grasas como cremas para pieles grasas o de manos.
Es un hidratante natural, restaura y a la vez protege la capa lipídica. Actúa como un acondicionador de cabello, hidratándolo, aportando brillo y suavidad, contra encrespamiento y antiestático, desenredante, no rompe el cabello, es perfecto para la queratina del pelo.
PH: 6. Actúa en rango de pH entre 3,5-11,0.
HLB: 9-10.
Dosis: 1-10% en la fase oleosa. Funde a partir de 60º. Basta con  agitar cuando se unen las dos fases.
Propiedades: hipoalérgico, apto para todas las pieles, no irrita, presenta una larga duración del efecto hidratante sobre la piel.
Usos: cremas hidratantes, especialmente piel grasa, contorno de ojos, cremas de manos, champú y acondicionador capilar, geles, lociones, leche limpiadora, desodorantes, protector solar...
Emulsionante no-iónico.
 
-Cetearyl alcohol, cetearyl wheat straw glycosides: comercialmente se conoce  como "Cera emulsionante nº 2 o Xyliance". 
Es una cera vegetal de alcoholes grasos de vegetales, generalmente proveniente del aceite de palma (alcohol cetearílico)  y de azúcares hidrolizados de pajas de trigo (cetearyl wheat straw glycosides)
Emulsionante estable, no necesita de ningún co-emulsionante. Da textura suave a las cremas, no produce sensación de piel pegajosa, penetra muy bien no dejando grasa. Se usa en cremas aceite en agua. Acepta amplio contenido de aceites y mantecas en el preparado, hasta un 40-50%.
PH: 4,5-6. Muy estable en casi todos los rangos,  desde ´muy ácidos a muy básicos.
HLB: 8-10,5.
Dosis: 3-8% en la parte oleosa.  Se disuelve alrededor de 65º. Tarda unas 24 horas en terminar de espesar. Es capaz de producir cremas muy espesas o muy  ligeras según la dosis. En leches limpiadoras y lociones, al ser fluidas por llevar menos de un 25% de aceites, conviene añadir un co-emulsionante o espesante de apoyo, pero no es necesario.
Propiedades: apto y compatible con todas las pieles, especialmente en pieles normales y grasas. Hidratante y emoliente.
Usos: en todo tipo de productos faciales, corporales y capilares.
Emulsionante no-iónico.
 
-Cetearyl alcohol, sodium cetearyl sulfate: conocido como  "Cera lanette N".
Es una mezcla de cera lanette "O"  (cetearyl alcohol) y cera lanette "E" (sulfato de sodio cetearílico, un alcohol graso sulfatado, que es la sal sódica de una mezcla de sulfato cetílico y estearílico) en proporción 9:1.
Produce emulsiones tanto en aceite como en agua, aportando estabilidad, espesor y textura muy suave a los preparados cosméticos. No queda sensación grasa al ser muy penetrante, deja la piel lisa, con sensación de terciopelo. 
Se añade a la fase oleosa, fundiéndose a unos 50º. Tarda un día en estabilizarse.
PH: 7-8. Efectivo en amplio rango (5-9) excepto en medio muy ácido. 
HLB: 14,5. 
Dosis: 5-20% según tipo textura, desde emulsiones líquidas a cremas densas. Se añade a la fase oleosa. Funde a partir de 65º.
Propiedades: apta para todas las pieles, especialmente mixtas y grasas por su gran poder de absorción.  Actúa como emoliente, la piel queda suave y tersa.
Usos: productos de cuidado y limpieza de piel y cabello como cremas de cara, cuerpo, leches limpiadoras...
Emulsionante aniónico, incompatible con catiónicos y electrolitos fuertes. 

-Cetearyl olivate, sorbitan olivate: comercializado como "Olivem 1000".
Maravilloso emulsionante 100% vegetal procedente de los ácidos grasos del aceite de oliva y de azúcares. 
Se usa en emulsiones aceite en agua, se añade al agua caliente directamente, a unos 70º (remover unos minutos antes de incorporar esta fase en la fase oleosa), pero tiene la cualidad de que también puede ser emulsionado en aceite caliente. 
Es muy absorbente y ayuda a los productos que le acompañan a absorberse mejor, dejando un tacto muy suave a la piel. No deja grasa.
No usar con co-emulsionante o viscosante a no ser que se añada en baja dosis. 
PH. 5-7, muy estable en todos los rangos.
HLB: 8-9. 
Dosis: máximo 20%.
-En cremas hidratantes: 3-4%.
-En cremas nutritivas, de noche, geles y serums: 5%.
-En tónicos y lociones desmaquillantes: 2-3%.
Propiedades: hipoalérgico, apto para todo tipo de piel, desde sensible a seca, porque respeta  y repara la barrera lipídica de la piel, su composición es parecida a la composición natural de nuestra piel. Previene contra la deshidratación y contra los daños producidos por el frío, viento, sol, etc. Deja la piel con un aspecto muy natural.
Actúa de vehículo para que los otros aditivos sean transportados a las diferentes capas de la piel.
Usos: productos no grasos, productos de bebés, cremas de contorno de ojos y labios, hidratantes, nutritivas, crema de manos, cremas para después del sol, tónico facial y desmaquillante, máscaras de pestañas...
Emulsionante no iónico.

-Glyceryl stearate, cetearyl alcohol, sodium stearoyl lactylate: conocido  como "Cera autoemulsionante nº 1, Biobase S o Ecomulse".
Este emulsionante totalmente natural está formado por mono o estearato de glicerilo (cera proveniente de los ésteres del aceite de coco, palma o palmiste generalmente y de la glicerina vegetal), por cera vegetal y por lactato de sodio (SSL, que es una sal sódica del ácido láctico producida de forma natural por la fermentación de azúcares del maíz o de la remolacha).
Conjuntamente forman un  gran autoemulsionante afín con la capa lipídica de la piel. Especial para emulsiones tipo aceite en agua. Es resistente al agua, aporta buen tacto a los preparados cosméticos, sin sensación grasa pero sí suave. Da emulsiones tanto fluidas como consistentes.  Aunque no necesita apoyo de co-emulsionantes se pueden añadir.
PH:5-7,5. No conviene el uso de aditivos muy ácidos o básicos para no desestabilizar el preparado.
HLB: 10-11.
Dosis: 2-10% según textura deseada. Se disuelve alrededor de 60º. Se añade a la fase oleosa.
Propiedades: apto para todas las pieles. Humecta, hidrata y nutre. No es tóxico ni irritante. Admite cualquier tipo de conservante.
Usos: en todo tipo de cosméticos, lociones, cremas, crema de contorno de ojos, barra de labios, geles...
Emulsionante no-iónico.


-Glyceryl stearate, cetearyl alcohol, stearic acid, sodium lauroyl glutamate: conocido comercialmente como "Cera protelan ENS".
Autoemulsionante proveniente exclusivamente del mundo vegetal. Especial para realizar alta cosmética verde o bio. Excelente estabilizante, aporta viscosidad y diferentes clases de textura según la cantidad que se añada, desde leches a cremas espesas. Da una textura sedosa a las cremas maravillosa como ningún otro emulsionante y posee un gran poder penetrante. Sirve tanto para emulsiones w/o, o/w y monofase (mezcla de aceite, agua y emulsionante en el mismo recipiente). Se añade a la fase oleosa y no es imprescindible calentar la fase acuosa. Admite amplios rangos de temperatura.
PH: 5-6.5, como el de la piel. Estable en amplios rangos.
Dosis: 5-10% según textura deseada.
Propiedades: compatible con todas las pieles, incluso muy sensibles y frágiles. No irrita ni sensibiliza. Posee un gran poder emoliente e hidratante aportando a la piel una sensación limpia, agradable y muy sedosa.
Usos: preparados cosméticos de todo tipo, leches, cremas hidratantes, contorno de ojos, nutritivas, mascarillas, barras de masaje, maquillaje, barras de labios de alta calidad... 
Emulsionante no-iónico/catiónico, compatible con todo  tipo de emulsionante o co-emulsionante.

-Glyceryl stearate, glyceryl stearate citrate: nombre comercial "Lamecreme".
Autoemulsionante vegetal de ácidos grasos, glicerina vegetal, aceites de palma, palmiste, girasol o sésamo (según proveedor) y ácido cítrico (el estearato de glicerina lleva mezclado el ácido cítrico).
Es un emulsionante muy estable, incluso se puede añadir como co-emulsionante para estabilizar un producto.
Sirve tanto para emulsiones o/w y /w/o dependiendo de la cantidad de agua que lleve el preparado. Si lleva más del 50% de agua la receta, la emulsión resultante sería aceite en agua (o/w) y al contrario si lleva menos de 50% de agua nos daría una emulsión agua en aceite (w/o).
Se añade a la fase oleosa, funde a unos 60º. 
HLB: 7-8.
Dosis: 4-5%. Con una pequeña cantidad ya estabiliza. Amplio rango de texturas, de fluidas a gruesas. La temperatura de la fase agua debe ser la misma que  la fase oleosa para evitar que esta última fase engrose y no se una. Añadir el agua agitando. 
Propiedades: apto para pieles sensibles, secas y normales especialmente (en piel grasa no es muy conveniente). Proporciona suavidad, emoliencia, nutrición e hidratación a la piel, la humecta, repara y calma.
Deja la piel con una sensación tersa y suave. No queda brillante. Hipoalérgico.
Usos: cremas de noche, nutritivas, antienvejecimiento, de ojos, de manos y pies, cremas corporales, limpiador facial, productos para después del sol, maquillaje... 
Emulsionante no-iónico.  

-Glyceryl stearate, sodium stearatees conocido  como "Cera emulsionante nº 3, Mono o estearato de glicerilo SE  , AE (autoemulsionante)GMSE , Cera Tothom". 
Este autoemulsionante está formado por estearato de glicerilo y por estearato de sodio (una pequeña cantidad de la sal de sodio del ácido esteárico) o estearato de  potasio (una pequeña cantidad de la sal de potasio del ácido esteárico).
Da a los preparados cosméticos emulsiones estables y consistentes, de muy espesas a muy fluidas según la cantidad añadida. 
Aporta texturas suaves y muy penetrantes, sin sensación grasa. Puede formar tanto emulsiones o/w como w/o.
PH: 6,0-7,5. Muy estable en pH neutro y ligeramente ácido. En pH ácidos tiende a destabilizarse por lo que no es conveniente añadir aditivos como ácido cítrico u otros que sean muy acidificantes. 
BHL: 5.8
Dosis: entre 3-8% según textura deseada. Se añade en la fase oleosa, se disuelve a unos 70º. Suele tardar en producirse la emulsión.
Propiedades: compatible con todas las pieles.
Usos: todo tipo de cremas faciales y corporales (cremas antiarrugas, nutritivas, hidratantes, manos y pies), mascarillas, barras de labios, desodorantes, leche, serums, maquillajes, champú...
Emulsionante no-iónico/catiónico, compatible con cualquier  tipo de emulsionante o co-emulsionante. Se recomienda revisar la etiqueta del proveedor por que puede  ser o aparecer según la composición solamente como emulsionante no-iónico.

-Lecithin (Lecitina de soja): emulsionante vegetal proveniente de la semilla de soja libre de manipulación genética. 
Para preparados aceite en agua o agua en aceite.  No aporta textura al preparado, sólo emulsiona y estabiliza. No se debe parar de batir al añadirla para evitar que salgan grumos. Si notamos que queda muy líquida la crema, cuando se enfríe podemos añadir más. Es corriente que tarde hasta dos días en estabilizar la crema. Como absorbe humedad es mejor mantenerla en sitio fresco. 
No deja sensación grasa, es humectante y tiene alta penetrabilidad en la piel.
HLB: 4.
Dosis: 0,5-5%. Se disuelve  en la fase oleosa a unos 40º máximo. Es conveniente usar gelificante por ser un emulsionante  fluido. La lecitina se prepara también en oleato, generalmente de aceite de girasol. Si está líquida se puede añadir a cualquiera de las dos fases, aumentando las dosis como emulsionante.
Propiedades: mantiene y equilibra la hidratación natural de la piel protegiendo su barrera natural, no irrita ni sensibiliza, apta para todas las pieles, especialmente  grasa, mixta, sensible y bebés.
Usos: cremas ligeras, cremas de contorno de ojos, de manos, de pies,  cremas fluidas de cuerpo tipo body milk, leches limpiadoras, gel de ducha, champú, mascarillas...


-Polyglyceryl-3 Sorbitilo Linseedate: conocido como "Ewocream".
Autoemulsionante vegetal. Consiste en un éster de poliglicerina con un alcohol de azúcar (sorbitol) procedente de algunas frutas (albaricoques, manzanas...) y ácidos grasos derivados del aceite de lino.
Se usa en emulsiones  agua en aceite (w/o) muy estables, da textura suave, ligera, fresca, de fácil aplicación y rápida absorción no dejando sensación grasa. Aporta todo tipo de emulsiones de ligeras a muy espesas según la cantidad. Se añade a la fase oleosa sin necesidad de calentar, es un autoemulsionante en frío de apariencia fluida.
PH: 6,0-8,0.
HLB: 6,5.
Dosis: 2-5% según viscosidad.
Propiedades: altamente hidratante y emoliente, apto para todas las pieles, especialmente muy sensibles y delicadas como bebés. Al ser muy nutritiva va perfecto para pieles muy secas. Protege la piel, calmante, no irrita ojos ni mucosa. No sensibiliza. Es resistente al agua.
Usos: lociones, leches, cremas nutritivas, de noche, maquillajes, protección solar, desodorantes... 
Emulsionante no iónico.
-Sodium olivoil glutamante, cetearyl alcohol, glyceryl stearate: conocido como "Olivoil glutamato".
El olivoil glutamate consiste en ácidos grasos del aceite de oliva con ácido glutámico, aminoácido que forma la parte hidrófila del emulsionante (la glutamina, que le confiere propiedades altamente hidratantes).
Autoemulsionante, estabilizante  y espesante. Crea emulsiones aceite en agua (o/w) homogéneas, con tacto suave, sin dejar sensación grasa. Estable a altas temperaturas. Se añade en la fase oleosa. Funde a unos 70º.
PH: rango 5-7, perfecto en 6,0.
Dosis: 1-5% según el tipo de  emulsión deseada, fluida o gruesa.
Propiedades: presenta una alta afinidad con la piel siendo apto para todas la pieles, especialmente sensibles y delicadas como bebés. Emoliente, muy  hidratante por lo que es ideal para piel seca. Acondiciona la piel aportándola un tacto suave y sedoso.
Usos: cremas nutritivas, de pies, manos, antienvejecimiento, cremas y geles corporales, preparados para bebés...


-Stearic Acid (Ácido esteárico/Estearina): el ácido esteárico es el ácido vegetal proveniente del aceite de palma, manteca de cacao o manteca de karité (puede provenir también del sebo según el proveedor. Es igual de efectivo que el vegetal y químicamente son iguales). 
Es uno de los ácidos principales de los aceites vegetales. La estearina es el éster del ácido esteárico.
Sirve tanto para emulsiones de aceite en agua (o/w) como agua en aceite (w/o).
Aporta dureza, viscosidad, consistencia y estabilidad a  los preparados. Las cremas mejoran su textura,  suavidad y su mejor aplicación sobre la piel. 
Se absorbe de forma rápida, da cremas de tonos claros y no apelmaza.
HLB: 15.
Dosis: 2-10% en la fase oleosa según  el tipo de textura deseada. Se añade al mismo tiempo que se echan los aceites o mantecas. Funde a unos 70º.
Propiedades: apto para todo tipo de piel. Es emoliente y protector, sobre todo por los cambios ambientales (calor, frío, viento, contaminación), evita la pérdida de humedad de la piel.
Usos: jabones, cremas, bálsamo labial...

-Xanthan gum (Goma Xantana): emulsionante vegetal que se obtiene de la fermentación del azúcar de caña producido por el microorganismo Xanthomonas camprestris.
Se obtiene con esta goma excepcionales texturas de geles, pero no es gelificante. Es emulsionante, viscosante, espesante y estabilizante, espesa bastante con una mínima cantidad, aportando textura, buen tacto, suavidad, estabilidad, cuerpo a los preparados y mejor deslizamiento en las cremas. No produce sensación pegajosa. Es muy estable, resistente a la degradación, no la afecta  ni el pH ni la temperatura.
PH: muy estable en un amplio rango (2-12). Al 1% de concentración entre 6-8.
Dosis: 0,2-2% según textura deseada. Cremas 0,2-0,5%;  champús, lociones y geles entre 0,2-0,3%; pastas de dientes 1%. 
Se disuelve en agua fría o caliente y se añade en el agua como primer ingrediente, es mejor añadirlo lentamente pero batiendo fuerte para eliminar bien los grumos. Hay que tener cuidado de disolver bien los grumos, para ello se puede añadir cuando el agua alcance 60-70º.
Comienza a adquirir textura a los pocos minutos pero no alcanza su máxima hasta las veinticuatro horas.
Propiedades: para todo tipo de piel, no irrita ni posee efectos secundarios. Sensación muy agradable para la piel. Hidratante.
Existe una goma más opaca y otra transparente con las mismas propiedades, la transparente además de dar preparados transparentes aporta mayor hidratación.
Usos: crema facial, de contorno de ojos, gel de ducha y champú, acondicionador, anticelulítico, gel tensor, leches corporales, desodorante, jabón líquido, bases  de maquillaje...
Emulsionante aniónico, no compatible con catiónicos. 
Nota: la goma xantana es incompatible con el conservante de extracto de pomelo por estar compuesto éste principalmente de alcoholes.



Co-emulsionantes, estabilizantes y espesantes naturales:

Para conseguir mezclar los ingredientes en una crema con co-emulsionante se necesita de otro co-emulsionante, emulsionante,  estabilizante o espesante que lo ayude. 

El gelificante y el espesante se parecen mucho. El gelificante nos ayuda a conseguir una textura de gel y el espesante aporta viscosidad, volumen y consistencia a los preparados y son humectantes. 
 Algunos gelificantes actúan también de espesantes según la proporción que se añada.

Las proporciones siguientes son medias, siempre respetando las medidas que dicte el proveedor.



-Agar-agar: nombre común de la gelatina vegetal en polvo procedente del lavado,  secado y posterior molido de algas rojas, siendo  las más comunes del género gelidium o gracilaria.
Espesante y estabilizador de textura  para jabones, geles,  mascarillas y cremas. Emulsionante, viscosante y agente suspensor. Convierte a los líquidos en geles muy estables.
Dosis: 0,1-5% peso total de la fórmula.
Se  puede diluir en agua fría o caliente, aunque se disuelve mejor en caliente. Insoluble en aceite.
Propiedades: apto para todas las pieles.

Usos: cremas, champús, geles, leches corporales...
Nota: la goma agar es incompatible con el conservante de extracto de pomelo (por estar compuesto principalmente de alcoholes).

 
-Beeswax: (Cera de abejas) cera producida por la abeja Apis mefera. Puede ser de color amarillo (cera flava) o de color blanquecino (cera Alba). La primera es más pura, huele a miel, contiene restos de polen, propóleos, larvas, etc. al ser continuamente usada por las abejas.
La cera Alba es más utilizada en cosmética al no dar color ni olor al cosmético y es más dura. Se produce por blanqueamiento de la cera amarilla por medio natural (lavado por medio de agua y blanqueando al sol durante varias semanas) o por medio químico (con empleo de ácidos). Existe también la cera blanca bio producida por la abeja nada más ser secretada. Si esta cera no se retira en ese momento se convierte en cera flava. 
Espesante, proporciona estabilidad y consistencia al cosmético. Estabiliza emulsiones  suaves de agua en aceite o de aceite en agua.
HLB: 10.
Dosis: a partir de 1% a 50%, según queramos el espesor o consistencia. Si se añade mucha cantidad produce mala textura. Se añade a la fase oleosa fundiéndose a partir de 60º. No es sensible al calor pero no conviene calentar mucho ni repetidas veces para no perder sus propiedades.
Propiedades: especial para pieles sensibles, secas, agrietadas. Emoliente, suaviza, nutre la piel, evita su deshidratación al ejercer de humectante, reteniendo el agua en la piel.
Usos: cremas nutritivas,  cremas para las grietas, astringentes, ungüentos, pomadas, cremas de limpieza facial, mascarillas, lociones para limpiar la piel, barras de masaje y de labios (aporta consistencia), lápices de labios, champús (para dar brillo, usar poquísimo), acondicionadores...
Admite emulsionantes no-iónicos para  estabilizar y flexibilizar las emulsiones. 

-Cetearyl alcohol (Cera lanette "O"-Alcohol cetoestearílico-alcohol cetearílico):
Alcohol vegetal sólido proveniente de las plantas en su forma natural, mezcla de alcoholes grasos saturados superiores, al 50% de alcohol cetílico y 50% de alcohol estearílico.
Combinado con otros sirve para emulsionar, si se utiliza solo aporta consistencia, es espesante y suavizante. Estabiliza los cosméticos. Se disuelve en la fase oleosa, funde a unos 50º. Como emulsionante se utiliza en emulsiones aceite en agua y si se combina con otros se utiliza también en emulsiones agua en aceite. Aunque no se disuelve en agua, es capaz de captarla.
HLB: 15
Dosis: 2-10%. Para emulsionar cremas o dar emoliencia a la piel entre 2-5%, para dar consistencia 2-10%, para productos capilares 4%.
Propiedades: apto para todas las pieles, en especial seca al evitar la evaporación del agua en la superficie cutánea, actuando de emoliente y humectante. No irrita ni reseca. 
Emulsionante no-iónico. 
-Cetyl alcohol (Cera lanette "16" - Alcohol cetílico): conocido también como "alcohol palmítico o palmitílico".
Alcohol graso vegetal sólido procedente del aceite de coco y del aceite de palma.
Es un estupendo co-emulsionante, mejora textura, espesa y estabiliza las emulsiones, deja las cremas más suaves. Combinados con otros emulsionantes aporta textura, buenísima consistencia y se absorbe mejor en la piel. Perfecto para cremas de aceite en agua. En geles de ducha y champú espesa y estabiliza la espuma.
PH: estable en todo tipo de pH. No enrancia, es muy estable a la luz y oxígeno.
HLB: 15. 
Dosis: como emulsionante o espesante de 1-10%. Como co-emulsionante entre 0,5-1% con otro emulsionante. Para dar consistencia hasta un 5%.
Añadir en la fase oleosa, aunque es soluble también en agua caliente. Funde a unos 50º.
Propiedades: para todo tipo de pieles, en especial piel seca. Compatible con la piel y mucosas, no irrita, estabiliza la piel, la alisa, suaviza. Emoliente y humectante, evita la evaporación del agua y la deshidratación de la piel, es muy hidratante. Suavidad y nutrición en la piel.
Uso: en todo tipo de productos faciales, especialmente cremas protectores, de piel seca y piel madura, contorno de ojos, cremas de manos, corporales, champús, acondicionadores, mascarillas...


-Copernicia cerifera (Cera de Carnauba):
Cera vegetal procedente de las hojas del árbol de la palma Carnauba del Brasil. 
Las hojas se cortan y se exponen al sol hasta que la cera se seca y se desprende. Existen varias tonalidades de la cera desde el amarillo pálido al marrón oscuro según el grado de madurez de las hojas. La más pura es la de color más claro.
Espesante, viscosante, proporciona estabilidad y consistencia al cosmético y es principalmente usada por el brillo y la dureza que aporta al preparado. Produce una buena textura aportando dureza a los preparados en barra al estabilizar los aceites del preparado y proporciona untuosidad a los preparados en crema
Cera muy suave que no enrancia. Muy usada conjuntamente con cera de abejas.
HLB: 12.
Dosis: 5-15% para productos sólidos como barras de maquillajes, de labios,  etc. Para otros productos como cremas, champú, acondicionador, se usa entre un 0,3-0,5%. Usar en fase oleosa, funde sobre 82-86º. Es la cera vegetal más dura que se conoce.
Propiedades: hipoalérgica. Produce emoliencia al preparado y crea una barrera protectora (como todas las ceras) en la piel contra agentes externos, protegiendo la capa lipídica de ésta. Para cremas es mejor usar sólo en pieles resecas.
Usos: champú, acondicionador, barra de labios y de maquillaje, lápiz de ojos, rímel, cremas hidratantes, protectoras y nutritivas para pieles secas, ungüentos, pomadas, sombras de ojos, hilo dental, crema solar, desodorante, perfume sólido... 
 
 
-Euphorbia cerifera (Cera de Candelilla):  
Cera vegetal procedente de las hojas de la planta Candelilla del norte de México principalmente. Este arbusto crea la cera como protección al calor.
El cerote se refina, filtra y blanquea para librarlo de impurezas obteníéndose una cera con tonalidades de color café a color amarillo, de menos a más refinada.
Espesante de emulsiones. Da buena consistencia  y buena textura a cremas, geles, pomadas y ungüentos, da suavidad a los productos de maquillaje, permitiendo que los productos sólidos se puedan aplicar de forma uniforme.
Crea productos muy estables y adherentes: ayuda a unir a los componentes de una  preparación; forma una película protectora en los preparados cosméticos no permitiendo el desarrollo de microorganismos aumentando así su tiempo de rancidez y no  permite que los productos que llevan aceite con el calor "suden". 
HLB: 14,5.
Dosis: se añade a la fase oleosa entre 1-10% del total del preparado. Funde a unos 80º. Es una cera dura y quebradiza. Combina muy bien con gomas, micas, ceras (a las que también puede sustituir o combinar en el preparado como carnauba, arroz, soja, abeja...), con emulsionantes para ayudarlos a espesar, estabilizar y crear película protectora para protegerlos.
Propiedades: apto para todo tipo de piel, incluso bebés. Protege y cuida la piel, es muy hidratante y emoliente.
Usos:  gloss, bálsamo labial, barra de labios y de maquillaje, lápices, delineadores y  sombras de ojos (no endurece  preparado), máscara pestañas, productos de maquillaje en general, etc., aportando brillo y adherencia; cremas hidratantes, protectoras y nutritivas para pieles secas, ungüentos, pomadas, acondicionador para el cabello, aceite de masaje...

-Glyceryl stearate: conocido como "Monoestearato o  estearato de glicerilo VE o GMS".
100% vegetal. Es la combinación del ácido esteárico y la glicerina. Se obtiene de los aceites vegetales, generalmente de la palma o soja.
Coemulsionante, gran espesante y estabilizante especialmente en formulaciones suaves y fluidas aportando volumen y mejorando la textura. Se parece mucho a la textura de las cremas comerciales.
Si acompaña a un emulsionante iónico se convierte en autoemulsionante. Si acompaña a un surfactante espumeante se dispersa en agua caliente.
Se usa principalmente para cremas aceite en agua siempre que no pasen del 40% los aceites en la fórmula. También se puede usar como coemulsionante en cremas  aceite en agua pues además de ser un gran estabilizador reduce la untuosidad de los aceites (sensación grasa y pegajosa).
Se utiliza mucho para recubrir los cosméticos con gran contenido higroscópico para evitar la evaporación de agua como polvos de maquillaje.
HLB: 3.8
Dosis: se añade a la fase oleosa entre 2-5%. Para lociones o cremas para piel grasa hasta 1,5%, para piel normal hasta 2,5 y para piel seca o madura hasta 3%.
Propiedades: apto para todo tipo de piel según la cantidad que se añada. Acondiciona, hidrata, lubrifica, con poder de penetración en la piel formando una barrera para protegerla de la pérdida de agua. Gran emoliente. Compatible con la piel y mucosas.
Usos: bálsamos, leches limpiadoras, lociones, cremas, exfoliantes, maquillajes,  ungüentos, desodorante en barra, barra de masaje, champú en crema (aspecto perlado, viscoso).
Emulsionante no iónico. No utilizar productos muy ácidos.

-Guar gum (Goma Guar): gelificante y espesante vegetal obtenido por el molido del endoesperma que se haya en la semilla del arbusto Guar (Cyamopsis tetragonolobus), procedente de la India o Paquistán
Gelificante y espesante acuoso que gelifica el agua y los ingredientes acuosos. Estabilizador. Espesante para champús, lociones, cremas y geles, proporciona buena estabilidad al cosmético y gran viscosidad con una pequeña cantidad.
Aporta al cosmético un tacto suave y ligero, fresco, con mejor deslizamiento, sin sensación pegajosa. Deja los preparados con un tono semitransparente a blanquecino. 
PH: estable en amplio rango (4-10). Soluble en preparados ácidos y alcalinos.
Dosis: 0,1-5% según textura deseada.  Se disuelve  en agua caliente o fría, se espera unos minutos a que la goma se hidrate. Tarda unas horas en alcanzar la consistencia. Añadir a la fase acuosa lentamente agitando fuerte para evitar los grumos. Si se  añade en el agua caliente presenta mayor viscosidad.
Propiedades: apta para todo tipo de piel al carecer de efectos secundarios, no irrita, no tapona poros. Presenta un gran poder hidratante que penetra a través de la epidermis evitando la deshidratación y previniendo arrugas. Los veganos la utilizan como alternativa a la gelatina.
Usos: para toda clase de cosméticos. Gel contorno de ojos (1%), cremas, leches corporales (evita desfase de la emulsión), pasta dentífrica, crema de afeitar, geles de baño, champús, cremas de todo tipo, mascarillas faciales, desodorante de bola, lociones... 
Emulsionante no iónico.
-Lanolin (Lanolina anhidra): cera natural obtenida de las fibras de la lana de oveja.
Es una cera semisólida, de color ocre y viscosa, que está compuesta por colesterol y ésteres de ácidos grasos.
Es un estabilizador de cosméticos de emulsiones agua en aceite. Estabilizador de productos espumosos. Es sensible a la oxidación. Fuerte poder antiséptico, previene e inhibe el desarrollo de bacterias y hongos dificultando su desarrollo.
HLB: 10-12.
Dosis: 0,5-10% peso fórmula. Se añade a la fase oleosa fundiéndose a unos 40º.
Propiedades: humectante, emoliente, lubricante y protectora, de composición parecida al sebo de la piel. Especial piel seca, madura  y piel sensible como bebés. No conviene a las pieles grasas.
Uso: cremas, cremas anti edad, champús (caspa, cabello frágil, sequedad), barras de labios, lociones, maquillajes, desmaquillantes, desodorantes, jabones...
La lanolina puede causar sensibilidad o irritación en algunas pieles por su contenido en alcoholes naturales libres por eso existen derivados de la lanolina que no producen irritación, no enrancian y poseen las mismas propiedades:
----Lanolina etoxilada (PEG-75 Lanolin): se obtiene por la reacción de la lanolina con óxido de etileno. Presenta forma de líquido muy viscoso de color ocre.
Emulsionante o/w que no produce irritación ni en la piel ni en las mucosas. Es un agente de dispersión en agua de sustancias insolubles como perfumes.
Dosis: 0,5-10%. Se añade a la fase acuosa.
Usos: todo tipo de productos para el baño de piel y cabello, leches y cremas, colonia infantil, desodorantes...
Emulsionante no-iónico.
----Lanolina hidrogenada: lanolina natural a la que se le han  suprimido  sus alcoholes libres para evitar posibles irritaciones mediante el proceso de hidrogenación directa a alta presión y temperatura.
Es un estabilizador de cosméticos. Estabiliza emulsiones aceite en agua. Los productos se extienden mejor y permite mayor penetración en la piel. Es de color blanquecino por lo que no modifica el color en las cremas.
Dosis: 0,5-10% peso fórmula. Se añade a la fase acuosa.
Propiedades: posee las mismas propiedades que la lanolina natural pero no irrita ni sensibiliza. Si sobrepasa el 5% en la dosis no es conveniente en pieles mixtas y grasas.
Usos: cremas contorno de ojos, de cara, leches limpiadoras, productos de bebés, champús, tintes, geles, lacas, lociones capilares, desodorantes, quitaesmaltes...

-Methyl glucose sesquistearate: conocido comercialmente como "Emulsan, Tegocare PS".
Emulsionante vegetal obtenido por esterificación del ácido esteárico  (normalmente proviene de los ácidos grasos del aceite de maíz o palma) y azúcares vegetales.
Es un estabilizador y emulsionador de aceite en agua (o/w). Son emulsiones estables, que resisten altas temperaturas, pero necesitan de un viscosante o espesante. Aporta textura suave a las cremas y no deja nada de sensación grasa.
PH: 3,5-8,5. Amplio rango de estabilidad.
HLB: 6,6.
Dosis: 3,5-7% dependiendo de la textura deseada, muy líquida o espesa,  y del emulsionante que lo acompañe. Se añade a la fase acuática batiendo a alta velocidad a unos 70º y a ritmo constante.  También se puede añadir a la fase oleosa a unos 70º. Queda semilíquido al principio por que tarda horas en alcanzar la consistencia.
Funciona perfectamente con adición de aceites entre 20-40%. Menor de 20% se aconseja el uso de otro emulsionante.
Propiedades: apto para todas las pieles especialmente sensibles como bebés, pieles arrugadas, maduras y pieles secas. Cuida también el cabello. Aporta alta hidratación a la piel, suavidad y tersura.
Usos: productos de bebé, maquillajes, champú, cremas faciales y corporales, de contorno de ojos, de manos, leches...
Emulsionante no iónico. No presenta incompatibilidades.

-Sodium stearoyl lactylate: conocido por las siglas "SSL o Emulsionante MF".
El estearoil lactilato de sodio es la esterificación de ácido esteárico (proveniente de aceites vegetales como coco, palma, manteca de cacao, etc., según proveedor) con ácido láctico (proviene generalmente de la remolacha azucarera). La unión de ambos ácidos con hidróxido de sodio produce la sal.
Coemulsionante de aceite en agua (o/w). Produce emulsiones ligeras, de gran contenido acuoso, tipo leche o gel, de tacto muy suave y sedoso, de aspecto igual a los comerciales al lograr la total dispersión de todos los ingredientes en el recipiente que lo contiene y ayudando a mantener mayor tiempo los aromas añadidos. Aporta viscosidad y una gran estabilidad a los preparados haciendo prácticamente imposible que las fases se separen.
También actúa como agente limpiador y espumeante suave. En geles de baño y champús ayuda a la formación de espuma.
PH: 5-7.
BHL: 14.
Dosis: 1-3%. Se añade a la fase acuosa. Funde a 70º. Es muy importante el batirlo muy bien para eliminar los grumos.
Habitualmente se suele acompañar con otros coemulsionantes como decyl glucoside, cetyl alcohol o cetearyl alcohol para conseguir mayores texturas (1,5-3%). Si la proporción de SSL se encuentra entre 10-30% actúa como emulsionante.
Propiedades: apto para todas las pieles. Acondiciona piel y cabello al penetrar profundamente en la epidermis. Gran suaviza e hidratante.
Usos: leches y cremas faciales y corporales, cremas hidratantes, exfoliantes, leches limpiadoras, champús, geles de baño, mascarillas faciales, mascarillas y acondicionadores capilares, lociones, cremas de afeitar, jabones sólidos o líquidos, cremas nutritivas corporales...
Emulsionante aniónico, incompatible con catiónicos.


-Sucrose stearate (Ëster de sucre): conocido como "Emulsionante nº 4, Tegosof t PSE 141, Sucremul".
El estearato de sacarosa está compuesto de una combinación vegetal de azúcares obtenidos generalmente  de las frutas, caña de azúcar o de la remolacha azucarera y ácido esteárico, normalmente obtenido de la manteca de cacao o karité.
Actúa como emulsionante suave para crear emulsiones fluidas como leches o en emulsiones de preparación en frío. Actúa como co-emulsionante para dar consistencia a los preparados (generalmente se usa la goma xantana o guar).
Produce emulsiones hidratantes y ligeras de tipo aceite en agua. 
No produce grasa, es suave, calmante, no deja tacto graso siendo ideal en las pieles grasas, sensibles y normales. Se desliza perfectamente sobre la piel por su buena textura. 
Actúa de coadyuvante con los antioxidantes (mejora su eficacia).
Es un gran antibacteriano, inhibiendo el crecimiento de bacterias y mohos por lo que a veces es utilizado también de conservante.
HLB: 11-15. 
Dosis: 2-5% del peso total. Se puede añadir al agua caliente, fría o a los aceites,  dependiendo que se realice la emulsión en frío, en caliente o según la indicación del proveedor. Si se realiza la emulsión en frío conviene batir fuerte para evitar los grumos. Especial para realizar emulsiones con hidrolatos o aceites sensibles al calor. Tampoco conviene calentar mucho porque el estearato  de sacarosa es sensible al calor y puede perder sus propiedades.
Propiedades: todo tipo de pieles, en especial sensibles. Produce emoliencia e hidratación. No irrita ni sensibiliza.
Usos: cremas muy hidratantes, productos infantiles, leches, cremas faciales, manos, cuerpo y pies, cremas de contorno de ojos y tipo roll on,  anti envejecimiento, anti arrugas, desmaquillantes, champú, lociones para después del sol, mascarillas...


Tensioactivos  espumeantes:

Los agentes tensioactivos espumeantes para preparar champús y geles de baño, al igual que cualquier otro tipo de emulgentes, pueden ser de dos tipos: no-iónicos o iónicos.

Los no-iónicos no son agresivos con la piel, son los más suaves, los menos detergentes y menos irritantes por lo que son aptos para pieles muy sensibles y de bebés. Limpian con suavidad.
 No hacen mucha espuma en general pero la potencian, son buenos estabilizantes y espesantes. Suelen ser totalmente naturales. 

Los iónicos son más detergentes, más espumosos. Los de tipo iónicos pueden ser de tipo:
---Tipo aniónico: formado por grupos Alquilo y un grupo de sulfato, sulfonato o carboxilato. Son muy limpiadores, producen mucha espuma y limpieza, cualidades por las que pueden llegar a ser irritantes en pieles muy sensibles.
Son inestables a pH bajos o en combinación con catiónicos. Son estables a pH alcalinos.
---Tipo  catiónico: son más suaves para la piel que los aniónicos pero no les viene bien a los ojos, son muy irritantes de la mucosa del ojo y son menos espumeantes por lo que se suelen usar más en preparaciones en las que no se necesite mucha espuma como un acondicionador capilar. Presentan un buen poder antimicrobiano. 
Estos dos tipos de iónicos son incompatibles entre sí, se inestabilizan.
---Tipo anfótero: son seguros, más suaves y menos irritantes para los ojos, reducen posibles  irritaciones de otros tensioactivos aniónicos, son aptos para todo tipo de piel y cabello, por esto suelen ser utilizados como apoyo de emulsionantes aunque algunos tienen mucho poder espumeante,  y son perfectos emulsionantes (ej.: cocobetaine) por lo que se pueden usar solos. 
Son compatibles en cualquier pH, y dependiendo de este pH pueden comportarse como aniónico o catiónico (ej.: lecitina), es decir, si el pH del producto cosmético es bajo o tira a ácido se convierte en un emulsionante más suave y acondicionador, si el pH es más alto o tira a alcalino se convierte en más limpiador y espumeante.
Los de tipo anfótero son compatibles con aniónicos, catiónicos y con no-iónicos

Tensioactivos espumeantes:
Las dosis son orientativas, se deben seguir las indicadas por el proveedor.

-Betaínas:
----De remolacha: 100% vegetal obtenida  de la raíz de la remolacha azucarera. 
Proporciona espuma, es emulsionante y antiséptico.
Dosis: 0,5-2%.
Uso: champú, acondicionadores, cremas para después del afeitado. Se puede añadir a las cremas por su poder regenerativo, hidratante y protector de sustancias irritantes. 
Propiedades: para todas las pieles, en especial pieles irritadas y cuero cabelludo descamado. Previene contra la deshidratación.
----De babasú: tensioactivo espumeante procedente del aceite de babasú. Proporciona alta espuma, es emulsionante y antiséptico.
Dosis: 2-7%.
Uso: leches desmaquillantes, geles de duchas y champús. 
Propiedades: para todas las pieles y cabellos, en especial muy sensibles como bebés. 
----De coco (cocobetaína): excelente tensioactivo natural. Es dietanolamida de ácidos grasos del coco. Compuesto por 65% de agua, betaína alquilametil-ácido graso del coco (30%) y sales inorgánicas.
Es muy suave, produce mucha espuma y es muy buen espesante. Posee leves propiedades antisépticas y propiedades antiestáticas. Es un protector de la piel.
Suele acompañar a otros tensioactivos, sobre todo aniónicos, para bajarles su potencial de irritación, protege contra los irritantes químicos. Compatible con  todos los tensioactivos.
PH: 5-6, compatible con la piel y mucosa del ojo. 
Dosis: 5-40% peso fórmula. 
Usos: para todo tipo de pieles y cabellos, geles, champú, limpieza y champú para bebes, pieles sensibles, zonas íntimas, acondicionador, champú y champú transparente. Se puede usar en cremas como espesante. No necesita ser calentada.
Tensioactivo anfótero.
Nota: la betaína de coco no es irritante ni produce alergias, de hecho es uno de los más vendidos por su baja irritación, para pieles muy sensibles y bebés y para combinarlo con tensioactivos aniónicos para que sean menos irritantes; sólo si ha quedado impurezas  en el preparado del proveedor se ha dado algún caso de dermatitis de contacto, sobre todo en personal de peluquería. Con dejar de tocar el producto la irritación desaparece.
Otros sustitutos: betaína de remolacha o decyl glucoside.

-Coco glucoside: se conoce como "Cocoglú".
Tensioactivo 100% vegetal obtenido de los azúcares de las frutas y de alcoholes grasos del coco y/o palmiste y también se puede obtener de la glucosa de maíz. 
 Se puede usar como tensioactivo para champús y geles o como co-tensioactivo para aportar una espuma suave.
Se usa mucho como acondicionador o emulsionante. Aumenta el poder espumeante del jabón creando una espuma muy suave. Es un sustituto de las betaínas
Es un limpiador suave con la piel y el cabello, mejora el peinado, alisa su estructura y lo suaviza.
PH: 11-13
Dosis: 30-45% como tensioactivo. Hasta el 15% como co-tensioactivo. Bebés y limpiador facial entre 15-25%. Jabones al 2%.
Disolverlo totalmente sin que queden grumos para no producir irritación.
Propiedades: para todo tipo de piel y cabello, en especial piel reseca e irritada y pieles muy sensibles como bebés.
Usos: champú, acondicionador, geles bebés, jabón líquido y sólido, tintes, exfoliantes, limpiador facial...
Tensioactivo no-iónico, compatible con todos.


-Coco glucoside y gliceryl oleate: conocido como "Lamesoft PO 65, Sucrecoco".
Es una mezcla de coco glucoside y glyceryl oleate (es un éster, formado por la combinación de alcohol graso y ácidos grasos de los aceites vegetales).
Co-tensioactivo 100% vegetal obtenido de los aceites de coco (glucósido de coco) y de girasol (oleato de glicerilo). Puede llevar aceite de palmiste según proveedor.
Espesante  e hidratante de geles y champús aportando una textura estupenda, consistencia y viscosidad.
Forma poca espuma, se aclara bien, es poco detergente pero limpia la piel de forma eficaz.
Combina perfectamente con decyl glucoside, coco glucoside, viscosucre y betaínas para tensioactivo. 
PH 3-4. 
Dosis: 1-5%. Disolver en agua procurando no dejar grumos.
Propiedades: tolerado por todas las pieles, eficaz hidratante y protector. Pieles sensibles y bebés. Actúa de engrasante de la piel para no resecarla. Aporta humectación al cabello.
Usos: champú, acondicionador, gel de ducha, jabón líquido facial y de manos, productos de bebés, toallitas.
Co-tensioactivo no-iónico.


-Decyl glucoside: conocido como "Glucogel, Pompadolsa".
Decil glucosido es 100% vegetal,  obtenido de la glucosa y alcoholes grasos del coco y del maíz.
Se puede usar como tensioactivo o como co-tensioactivo. Si la preparación se quiere espesar más se le puede añadir otro tensioactivo o espesante (como goma guar, xantana...). Si se quiere una espuma más ligera y suave se puede añadir betaína o coco glucoside.
Proporciona bastante espuma gruesa, duradera y estable. No afecta el agua dura a su poder espumoso.
Poder de detergencia suave, compatible con piel muy sensible. 
PH: 11-12 sin diluir. Medir al final del preparado para que no quede la preparación alcalina. Es muy estable en pH  ácido (3-5).
Dosis: 2-10% (fase acuosa). Disolverlo totalmente sin que queden grumos. 
Propiedades: para todo tipo de piel y cabello, incluso muy sensibles como bebés, pieles irritadas, pieles atópicas. No reseca la piel, la mantiene equilibrada y se puede usar con frecuencia.
Usos: jabones dermatológicos, geles, baños de espuma, todo tipo de champú (también contra todo tipo de caspa y seborrea), jabones infantiles, espumas de afeitar, acondicionadores...
Tensioactivo no-iónico, compatible con cualquier tensioactivo.


-Lauryl glucosido: conocido comercialmente como "Viscosucre".
Tensioactivo totalmente vegetal proveniente de alcoholes grasos del aceite de coco y glucosa de maíz o de la fruta. 
Como tensioactivo produce poca espuma, pero es muy suave, limpiador y protector de la piel. Si se utiliza como co-tensioactivo aporta muy buena consistencia a los preparados además de poder aumentar su poder espumeante.
PH: 11,5-12,5.
Dosis: 2-35% como espesante o co-tensioactivo. Añadir a la fase agua, funde a unos 45º.
Propiedades: apto para todas las pieles, tanto bebés, irritadas, atópicas, secas o grasas y para todo tipo de cabello. No irrita. 
Usos: champús, acondicionadores, productos de bebés, espumas de afeitar, pasta de dientes, gel o jabón íntimo, jabones sólidos, leches limpiadoras...
Tensioactivo no-iónico, compatible con todos.


-S.C.I. (Sodium Cocoyl Isethionate): tensioactivo proveniente de los ácidos grasos del aceite de coco.
Produce espuma densa y cremosa incluso en aguas duras y  buena limpieza de la piel o cabello sin llegar a agredir al ser un emulsionante muy suave. En combinación con otros emulsionantes o tensioactivos podemos obtener mayor cantidad de espuma combinándolo por ejemplo con BTMS o ácido esteárico.
En composición de formulaciones ayuda a otros componentes a ser más tolerados por la piel o cabello (ej.: ayuda a suavizar al SCS). 
PH: 6-8.
Dosis: de 30-60% como tensioactivo; de 1-20% como co-tensioactivo. Se calienta en la fase acuosa a unos 75º.
Propiedades: apto para todas las pieles y cabellos al ser una formulación muy suave. No reseca ni daña la piel ni cuero cabelludo, la acondiciona y la suaviza dejando una sensación sedosa. No irrita ni posee efectos secundarios.
Usos: champús para todo tipo de cabello principalmente para realizar champú sólido, champú líquido, acondicionador, jabones para el cuerpo, espuma de afeitar... 
Tensioactivo aniónico, no compatible con catiónicos.


-S.C.S. (Sodium Coco Sulfate): sulfato de sodio de coco es un tensioactivo proveniente de todos los ácidos grasos del coco (ácidos laúrico, mirístico, esteárico, oleico, linoleico, palmítico...) sometiéndolos a un proceso de sulfatación.
No es agresivo con la piel, los preparados son suaves, pero al llevar un porcentaje de laúrico puede irritar a personas sensibles a este ácido.
Produce una formación de espuma rápida, muy alta, estable, de estupenda propagación.
PH: 8-11, varía según cantidad que se añada al preparado.
Dosis: 1-90%. Se calienta en la fase acuosa a unos 20º.  Que aparezcan motas blancas en el preparado es normal porque el SCS no se disuelve y no va a producir irritación estas partículas. 
Suele acompañar al SCI en los preparados en proporción de un 10% hasta incluso 50/50 para hacerlos más suaves. También se puede acompañar de un acondicionador para desenredar mejor el cabello. 
Propiedades: apto para todas las pieles y cabellos.
Usos: champús para todo tipo de cabello principalmente para realizar champú sólido, jabones para el cuerpo, espuma de afeitar... 
Tensioactivo aniónico, no compatible con catiónicos.


-Sulfated castor oil: aceite de ricino sulfatado, sulforricinato sódico, aceite rojo de Turquía.
Tensioactivo proveniente de los ácidos grasos del aceite de ricino sometidos a un proceso de sulfatación. Esta adición de la sal de ácido sulfúrico lo convierte en   un aceite 100% soluble en agua.
Actúa de dispersante de aceites vegetales y aceites esenciales ayudándolos a disolverse en el agua.
Enriquece las fórmulas, aporta poca espuma, limpieza suave y consistencia lechosa, no espesa los preparados. Crea jabones líquidos transparentes. No deja gotas de aceite flotando ni el agua (no mancha la bañera ni deja cerco de grasa) ni en el preparado.
PH: 7.
Dosis: 1-90% peso total dependiendo del tipo de preparado. De 0,1-3% como agente espumoso; de 1-4% agua micelar; de 1-5% para leches desmaquillantes y exfoliantes; jabón líquido 1%; de 1-90% aceite de baño. 
Propiedades: emoliente, humectante. Crea una barrera en la piel protegiéndola de agresiones y de pérdida de humedad. Posee las mismas propiedades que el aceite de ricino pero es más sensible al calor. Su aspecto es viscoso, de color amarillo-rojizo a marrón o rojizo.
Usos: se utiliza principalmente para productos espumosos y limpiadores como champús, geles, leches desmaquillantes, agua micelar, exfoliantes, aceites y bombas de baño.
Tensioactivo aniónico, no compatible con catiónicos.




5.-LAS CREMAS

Necesarias para hidratar la piel y nutrirla, se elaboran teniendo en cuenta varios factores: si van a ser para la cara o el cuerpo necesitan distintos tipos de aceites, aunque se puede aplicar la misma crema, la formulación para el cuerpo lleva aceite más grasos, que aplicada en la cara brillaría. Otro factor es la capacidad de absorción del aceite, hay personas que no les gusta notar grasa en la cara, por lo que se escogen aceites con alta penetración o tacto seco y por supuesto los aceites más específicos para el tipo de piel.
 
Para elaborar las cremas se necesita dos ingredientes: agua (destilada, mineral. No vale del grifo) y aceites o mantecas vegetales. 

Para unir estos dos componentes, se agrega un tipo de tensioactivo denominado emulsionante. Un emulsionante es una sustancia imprescindible para mezclar ingredientes líquidos de tipo graso y acuoso  proporcionando estabilidad y firmeza al preparado cosmético. Unos pueden ser solubles en agua y otros en aceite. 
Para conseguir una emulsión fluida es mejor usar varios emulsionantes en el preparado que uno solo.

También se necesita un antioxidante como la vitamina E para evitar el enranciamiento de aceites sensibles y dar belleza a la piel y un conservante natural para alargar la vida del cosmético. El conservante evita la aparición de microorganismos ya que el agua es muy sensible a ellos. 

Según la proporción de agua o aceite que lleve nuestra crema, el líquido de menor cantidad se va a dispersar en el otro líquido de mayor cantidad en forma de pequeñas gotitas, lo que nos dará dos o más tipos de emulsiones: emulsiones simples o múltiples.
Al agua y al aceite se les denomina en cosmética por sus siglas en inglés: (W= water, agua;  O= oil, aceite).

 -Cremas de agua en aceite (w/o):

El agua (fase dispersa, discontinua o interna) se dispersa en el aceite al llevar menos cantidad de agua que de aceite (el aceite es la fase continua, dispersante o externa).
Son muy lubricantes y emolientes. Son oclusivos, el aceite forma una película protectora en la piel impidiendo la evaporización del agua.
Suele usarse para cremas corporales, nutritivas, de noche,  para el cutis muy seco y  descamado, protector solar resistente al agua...
 No son de rápida absorción. Se necesita jabón o leche limpiadora para que desaparezca totalmente de la piel. Son ideales para pieles secas y pieles deshidratadas de las manos y el cuerpo en general. 
Se debe añadir a la crema un emoliente o humectante para evitar la pérdida de agua, como glicerina, lanolina, cera de abejas...

-Cremas de aceite en agua (o/w):
El aceite (fase dispersa, discontinua o interna) se dispersa en agua al llevar menos cantidad de aceite que de agua (el agua es la fase continua, dispersante o externa). 
La piel absorbe muy bien este tipo de cremas, no dejan grasa ni brillo en la piel, son hidratantes, de fácil aplicación, absorben el sudor. Basta lavar la cara para que la crema desaparezca.
Estas cremas son consistentes y a la vez ligeras y aptas para todo tipo de pieles, suelen ser las cremas hidratantes de día, bases de maquillajes, leches limpiadoras, lociones infantiles...

Van perfectas para personas que no les gusta la grasa en la piel y es aconsejable para pieles normales y grasas. 


-Cremas de emulsión múltiple (w/o/w) y (o/w/o):

-Agua-aceite-agua: (w/o/w).
Las gotas dispersas de aceite contienen también gotas de agua. Esta última fase acuosa o continua puede ser la misma o diferente de la primera fase agua.
-Aceite-agua-aceite: (o/w/o).
Las gotas dispersas de agua contienen gotas de aceite. Esta última fase oleosa  o continua puede ser la misma o diferente de la primera fase oleosa.


Todas las cremas llevan dos fases: la fase acuosa y la fase oleosa. 

En la fase acuosa el ingrediente principal es el agua, que se puede sustituir por hidrolatos, zumos de frutas, de verduras o infusiones... En esta fase acuosa se disuelven los ingredientes que sean solamente solubles en agua como las gomas,  espesantes, extractos alcohólicos o glicerinados, algunos tipos de emulsionantes, etc.
En la fase oleosa se disuelven los aceites, mantecas y ceras si lleva el preparado. También se incluyen los emulsionantes que se disuelvan sólo en aceite.

Los principios activos o aditivos (aceites esenciales, vitaminas, todos los ingredientes para mejorar la crema como colágeno, aloe, arcillas, seda, etc.) se añaden después de unir las dos fases ya batidas, a temperatura tibia o fría para evitar la pérdida de sus propiedades. La vitamina E  se puede añadir después de haber calentado los aceites para evitar la posible oxidación de los aceites delicados o al final del preparado. Los aditivos que se presentan en suspensión como arcillas, conviene añadirlos cuando el preparado ya esté a temperatura ambiente.
 
Proporciones medias de agua y aceite:
Según el tipo de emulsión que queramos formular la media de proporción corresponde a:
-Leches limpiadoras: llevan entre 10-20% de aceite y un 90-80% de agua.
-Gel y loción:  llevan entre un 20% de aceites y un 80% de agua. La proporción de mantecas debe ser baja con respecto a los aceites líquidos.
-Cremas hidratantes: 30-40% de aceites y 70-60% de agua.
-Cremas nutritivas: llevan un 50% de aceites y un 50% de agua.
-Cremas corporales: llevan un 60% aceites y un 40% de agua. Suelen llevar  un equilibrio entre aceites líquidos y mantecas.



Modo de preparación de las cremas:
Antes de empezar a preparar la crema debemos tener desinfectados todos los utensilios que vayamos a utilizar, este primer paso es muy importante para evitar las bacterias. 
Después de fregarlos bien en agua jabonosa, se pueden desinfectar con alcohol, con lejía de lavar las verduras o ponerlos a hervir (no aconsejado para plásticos).
Se debe usar guantes durante la preparación.
Se puede batir manualmente o con batidora eléctrica siempre de varillas. La eléctrica elimina totalmente los posibles grumos.

Se pesan todos los ingredientes que se van a utilizar en la fase acuosa y por otro lado se pesan todos los ingredientes que se añaden en la fase oleosa, incluyendo el emulsionante en la fase que le corresponda. Se calientan ambas fases en recipientes separados al baño María (o en microondas) a una temperatura media de 60-70%. 


Una vez alcanzada esta temperatura, sacamos ambos recipientes del baño María, añadimos el antioxidante en la fase oleosa y vertemos la parte acuosa en el recipiente de la fase oleosa muy muy lentamente para evitar que se corte, sin dejar de batir hasta que se consiga la emulsión. Si la consistencia ya no cambia, es que ya está preparada la crema.


Preparar todos los ingredientes
Aceites y  emulsionantes templados. Añadir vit. E

Añadir agua templada batiendo muy despacio


Una vez batida, añadir aditivos, el conservante y medir pH


Envasado. Reposo 24 horas

Si ya hemos conseguido la consistencia y la crema sigue caliente, dejamos la batidora y utilizamos para remover un palito o espátula,  removiendo  hasta que se temple (unos 35-40º).
Si los emulsionantes no necesitan alta temperatura para emulsionar o deshacerse, simplemente templando cada fase para que puedan ligar es suficiente.

Los aditivos o principios activos sensibles al calor se deben añadir con la crema tibia o fría, por lo que se debe seguir batiendo hasta que se temple; podemos acelerar este proceso introduciendo el cacharro en agua fría  removiendo hasta su enfriamiento, pero tampoco es necesario porque tarda muy poco en entibiarse. Añadimos los aditivos como conservantes, aceites esenciales  y principios activos.

Debemos comprobar el pH de la crema, debe estar entre 5,0 - 5,5. Si es alto se regula con una o dos gotas máximo de ácido láctico (no añadir más de 3 gotas), por cada gota debemos ir comprobando el pH, una gota de más no puede bajar el pH demasiado. Envasamos la crema.
 
Hay cremas que tardan entre una hora y dos días en terminar de coger consistencia según el tipo de emulsionante que añadamos.

Si la crema se corta puede ser por dos motivos principales, que hemos añadido la fase acuosa muy rápido en la fase oleosa, o que las dos fases están frías antes de añadir una fase en otra. Se soluciona volviendo a calentar o con paciencia batiendo.

Cálculo de ingredientes: 
Siempre se calculan sobre un 100% de agua.
Se eligen los aceites, el emulsionante o co-emulsionantes que queramos utilizar para nuestra piel, el conservante (obligatorio) y cualquier principio activo que queramos añadir. Sumamos todos estos ingredientes y el resto hasta el 100% lo añadimos de agua.
Ejemplo: hacer crema que pese 100 ml.
Aceites: 12% de jojoba, 5% hueso de albaricoque, 10% de argán y 2% de manteca de cacao (elegimos si queremos todos los aceites en la misma proporción o no).
Conservantes 1% (si añadimos dos conservantes, sería un 1% para cada uno).
Emulsionante: un 5% cera lanette N para una crema de textura normal.
Principios activos: 3% de colágeno.
Aceites esenciales o aroma 1% (opcional).

Sumamos todos los ingredientes

29% ó 29 g de aceites + 1 g conservante + 5 g cera lanette + 3 g  de colágeno + 1 g aroma = Total 39 g (39%).
Ahora  lo restamos a 100 de agua y nos da 61 g de agua que hay que añadir.
Como vemos corresponde a un tipo de crema aceite en agua por su mayor proporción de agua y,  como el margen de aceites es de 38%, entra en el rango de crema hidratante. 
Este tipo de emulsionante funde a 50º por lo que no es preciso calentar mucho las fases.
Si notamos que la crema ha quedado demasiado líquida, se puede añadir al final un poquito de espesante.
Antes de envasar hay que comprobar el pH. Si es alto se añade 1 o 2 gotas de ácido láctico. 
Una vez envasada hay que esperar 24 horas a que termine de espesar por el tipo de emulsionante que hemos agregado.
                                                   ...............

 
Cremas de contorno de ojos
 
Esta   piel se arruga antes que la de la cara, es muy delicada, los músculos se están continuamente moviendo. Se recomienda a partir de los 30 años.
 
 Las cremas o geles deben ser de tipo aceite en agua. Este tipo de cremas van perfectas para los labios. 
 
Por ser una piel tan delicada,  fina y transparente, poco poseedora de glándulas sebáceas, se deben usar aceites específicos para esta zona, que no irriten y que no "pesen", de rápida absorción. Si utilizamos aceite de oliva o de ricino (excelentes pero pesados) añadir una pequeña cantidad o combinar con otros de fácil penetración porque son aceites que tardan en penetrar y producen peso a la zona.
 
Aceites especiales: aguacate, almendras dulces, argán, arroz, avellana, camelia, cártamo, germen de trigo, jojoba, karité, kukui, macadamia, manteca de cacao, oliva, pepita de uva, sésamo, soja, ricino, rosa mosqueta, zanahoria...

 
Breve repaso de plantas para los ojos:

  A nivel general las plantas antioxidantes, emolientes, antiinflamatorias y antisépticas  van muy bien para el contorno de ojos al calmar, descongestionar, relajar, hidratar, desinflamar,  cicatrizar y limpiar la zona de microorganismos.
Las plantas o principios activos ricos en antioxidantes activan la circulación de la zona y luchan contra el exceso de radicales libres que producen el envejecimiento.
Las plantas emolientes aportan tersura y suavidad a la piel haciéndola más flexible y suave, aportan agua e hidratan esta zona de la piel tan delicada.
Las plantas antiinflamatorias desinflaman los tejidos y ayudan con su efecto cicatrizante a relajar la zona. 
Las plantas astringentes poseen propiedades descongestionantes, venosas y antiinflamatorias, disminuyendo el enrojecimiento.

Tanto en hidrolato, oleato, decocción, etc., algunas de las principales plantas que se pueden aplicar localmente en distintos preparados cosméticos como cremas, compresas, pomadas o ungüentos podemos encontrar:
-Aciano (flor): inflamación, irritación y tersura de la piel de los párpados. Ojeras, orzuelos, conjuntivitis. Es antibiótico y astringente. Embellece.
-Alkanna tinctoria (raíz): emoliente, astringente, hidratante. Rico en vitamina A para las arrugas del contorno de ojos. No irrita.
-Aloe-vera (pulpa): gran anti irritante y calmante. Cicatriza, regenera, desinflama las bolsas, humectante, antiarrugas.
-Amapola (pétalo): ant iarrugas, emoliente, conjuntivitis.
-Arándano (fruto/jugo fresco): antiséptico, antiinflamatorio, desinflama ojeras. Embellece.
-Árnica: antiinflamatoria, astringente, cicatrizante. Bolsas y ojeras. 
-Caléndula (flor): calma irritación, hidrata.
-Cola de caballo: antiinflamatorio párpados y bolsas. 
-Escaramujo (fruto): antiséptico, antiinflamatorio, desinflama ojeras. Embellece.  
-Eufrasia (hojas secas, frescas o toda la planta): antioxidante, descongestiona, calma. Inflamación de los párpados. Antiséptico y astringente. Orzuelos, alergias, conjuntivitis, lagrimeo, legañas.
-Fresal (hoja, pulpa): antioxidante, antiarrugas. Embellece.
-Hamamelis (hojas y corteza): descongestiona, desinflama bolsas, suaviza la piel. Atenúa y alivia síntomas de alergias por cansacio, polvo, humo, etc. Astringente suave.
-Hierba de San Roberto: astringente. Inflamación párpados.
-Hinojo: desinflama, reduce ojeras y arrugas, enrojecimiento. Hidrata.
-Lavanda: antiséptico, calmante, regenera, cicatriza, suaviza. Antiarrugas.
-Llantén: suaviza y antiinflamatorio.
-Malva: muy emoliente, hidrata la zona, relaja y previene arrugas.
-Manzanilla: desinflama párpados y ojeras. Elimina la irritación. Trata las arrugas de la zona. Es emoliente, cicatrizante y antiséptico.
-Menta (hoja): calma, desinflama, reduce ojeras.
-Olmo (corteza): desinflama, suaviza. 
-Pepino (pulpa): descongestionante, reduce hinchazón, activa la microcirculación.
-Perejil: aclara las ojeras. 
-Roble (corteza): antiinflamatorio. Conjuntivitis, irritaciones, alergias, orzuelos.
-Rosal (pétalo): desinflama párpados y bolsas, desinfecta, calma, reduce picazón, trata las arrugas. Embellece la zona.
-Salvia: desinflama ojeras y elimina arrugas.
-Saúco (flor): antiséptico, antiinflamatorio, emoliente, suavizante, calmante. Disminuye ojeras. Embellece.
-Té verde (hoja): desinflama  bolsas y párpados, aclara las ojeras. Embellece.
-Tilo: desinflama párpados y bolsas, emoliente, relaja los tejidos. Embellece, antiarrugas.
-Vid roja: desinflama bolsas y párpados, orzuelos, disminuye el picor y picazón, activa circulación de la zona. Antiarrugas.  
-Violeta (flor, hoja): gran suavizante, antiinflamatorio y cicatrizante. Inflamación de los párpados.
Otras plantas especiales para los ojos: algas, geranio (regenera), granada, hiedra (descongestiona, antiarrugas), limón (aclara ojeras), mandarina, mejorana, meliloto, mentol (refresca, calma), romero, salvia...

Principios activos: cafeína (drena, calma las bolsas y ojeras), caviar (antiarrugas), cera de abejas, colágeno, glicerina (humecta la zona), lanolina, leche, miel, seda, vitaminas A, C, E, K y provitamina B5, yogurt...



6.-CHAMPÚ Y GEL DE BAÑO
Para realizar  champú y gel de baño  se necesitan agentes tensioactivos o surfactantes  que sean a la vez espumeantes, emulsionantes, limpiadores  y además deben ser protectores de la piel, humectantes y no irritantes.

El agua que usemos  para el champú o gel  debe ser pura, destilada o agua floral. 

Todos estos agentes tensioactivos espumeantes se diluyen en agua. Es muy importante que estén totalmente diluidos, que no quede ningún grumo que pueda irritar la piel. 


Generalmente se asocia la espuma a la eficacia de un producto, esto no tiene que ser así; influye el tipo de agua, el mismo producto en un agua dura produce mucha menos espuma que en  un agua blanda; el agua fría produce menos espuma que el agua caliente; el grado de suciedad también influye, el primer lavado del cabello siempre produce menos espuma que el segundo lavado, etc...

El pH del gel debe ser ligeramente ácido para evitar la irritación de la piel,  entre 5-5,5. El champú suele llevar un pH más alto, entre 6 y 7. Si lo que queremos es un champú de bebé debe tener un  pH 7.0, que es el pH natural de la lágrima, así no le picará ni le irritará la mucosa del ojo.

El champú y el gel presentan pocas diferencias en su realización, generalmente el champú lleva un poco menos de tensioactivo al ser aplicado directamente en el cuero cabelludo; el gel al aplicarse directamente con la esponja lleva un poco más de cantidad de tensioactivo. Los geles suelen ser un poco más espesos en general, por lo que se añade un poquito más de espesante. 

Los principios activos pueden llevar los mismos, a no ser que sean sólo específicos para la piel o cabello.

Es necesario agregar estos productos un conservante antimicrobiano al llevar mucha cantidad de agua, ya que ésta es muy propensa a los microbios.
Para no producir sensación seca en la piel es conveniente añadir un emoliente para hidratar la piel como glicerina vegetal, lanolina, aceite de coco fraccionado...


Composición de un gel y champú líquido:
Agua destilada o floral 100%.
Tensioactivo base (30-35%) y/o tensioactivo secundario (10-15%).
Espesante o viscosante 1%.
Conservante 1%.
Hidratante 5%.
Regulador de pH: ácido cítrico (disolverlo previamente en un poquito de agua) o ácido láctico % según pH.
Aditivos o principios activos: opcional. Se pueden añadir  unos gramos de aceites vegetales en muy pequeña proporción. Se suele utilizar un 1% de cada principio activo.

Los geles y champús también llevan dos fases, como generalmente no llevan aceites vegetales o grasas, se  denominan por números o por letras del alfabeto. La fase nº 1 ó A es la fase donde siempre va el excipiente principal que es el  agua. La fase nº 2 ó B son los tensioactivos  y la fase nº3 o C lleva los principios activos solubles y los aditivos.

Las fases 1 y 2 se calientan al baño María por separado. Una vez calentadas se vierte la fase 2 sobre la fase 1 muy despacito para no producir espuma y removiendo lentamente añadimos el espesante, siempre removiendo despacio vamos añadiendo la fase 3 de uno en uno, y siempre removiendo.
Los hidratantes  varían en su forma de añadirlos, si por ejemplo es glicerina vegetal, un hidratante muy usado, se añade al agua templada o caliente;  si  son sólidos se ponen al baño María en un recipiente aparte  hasta que se licuen, si son líquidos se añaden en la fase 3.
Con los espesantes suele pasar lo mismo. Si van en la fase agua se deben añadir cuando está caliente removiendo bien, sin dejar ningún grumo.

Preparación: Hay muchas formas de prepararlos según el tipo de ingredientes pero la más corriente es: hervir el agua al baño María y, cuando temple a unos 40º, añadir el espesante (como las gomas) removiendo constantemente con cuidado para no producir mucha espuma hasta obtener un gel. 
En otro recipiente colocar al baño María  los aceites (si lleva) y los tensioactivos, templar (si algún emulsionante, hidratante o principio activo necesita derretirse en esta fase calentar hasta que se diluya; retiramos del baño (si el tensioactivo secundario es betaína añadir a la fase oleosa fuera del baño María). Verter la mezcla aceite en la mezcla agua poco a poco y batir. Una vez alcanzada la textura añadir los principios activos y controlar el pH de la formulación. 
No cerrar el bote una vez envasado hasta que la espuma haya desaparecido completamente.

Recetas:
-Champú de spirulina                                   
Ingredientes:
Agua mineral: decocción de ortiga verde, blanca y manzanilla romana.
Tensioactivos: betaína y decyl glucoside.
Espesante: goma xantana.
Emoliente: glicerina vegetal.
Principios activos: alga spirulina en polvo, hidroqueratina y provitamina B5 (pantenol); aceites esenciales de pachuli, lavanda y palmarosa. Se ha elegido este tipo de aceites esenciales para ser utilizado en  cabello seco y para cuero cabelludo con caspa seca. De pachuli sólo lleva 2 gotas para acentuar el aroma natural.
Conservante (vitamina C-E) y ácido láctico para bajar el pH.

Preparación

1. Poner el agua a cocer unos 5 minutos, retirar del fuego y dejar reposar unos minutos tapado, a continuación colar con un colador de tela exprimiendo las plantas. 
Añadir la goma xantana al agua, remover hasta su completa disolución y dejar reposar unos 5 minutos para que coja la consistencia.
Añadir la glicerina líquida y remover.
2. En otro bol mezclar los dos tensioactivos  despacio para no producir espuma. No calentar esta fase.
3. Añadir la fase 1 a la fase 2 muy despacito sin dejar de remover. Una vez bien mezclado vamos añadiendo los principios activos uno a uno sin dejar de remover. Añadimos los conservantes, comprobamos el pH. Añadimos el ácido láctico gota a gota, con cada gota lo vamos comprobando hasta conseguir el adecuado. Pasamos a envasar.

No lleva colorante, su color verde procede de las ortigas y sobre todo de la espirulina. El verde queda tan oscuro por la hidroqueratina.
Las ortigas dan brillo al pelo y activa la circulación, la manzanilla es imprescindible para el cuero cabelludo reseco y con caspa al igual que el aceite esencial de lavanda y la spirulina lo nutre. 
 

-Champú de lavanda y malva
Ingredientes:
Agua mineral: decocción de lavanda, malva real y manzanilla romana.
Unos gramos de vinagre de manzana.
Tensioactivos: betaína y decyl glucoside.
espesantes:   goma xantana.
Emolientes: glicerina vegetal y aceite de caprylic.
Principios activos: hidroqueratina,
pantenol (provitamina B5) y aceites esenciales de pachuli, lavanda y palmarosa.
Conservante: (vitamina C-E) y ácido láctico para bajar el pH a 5,5.
Preparación
Fase 1: poner el agua a cocer unos 5 minutos, retirar del fuego y dejar reposar unos minutos tapado. A continuación, colar con un colador de tela exprimiendo las plantas. Añadir la goma xantana al agua, remover hasta su completa disolución y dejar reposar unos 5 minutos para que coja la consistencia. Añadir la glicerina líquida y remover.
Fase 2: en otro bol, poner unos gramos de aceite de coco fraccionado (no hace falta templar este aceite), añadir un tensioactivo y remover despacio para no producir espuma. Añadir el 2º tensioactivo y remover despacio.
Fase 3: añadir la fase 2 sobre la fase 1 muy despacito sin dejar de remover. Una vez bien mezclado vamos añadiendo los principios activos uno a uno sin dejar de remover. Añadimos el conservante (primero una vitamina y luego otras y comprobamos el pH. Añadimos el ácido láctico gota a gota. Con cada gota lo vamos comprobando hasta conseguir el adecuado. Pasamos a envasar.
No lleva colorante. Se había quedado con un bonito color malva por las infusiones, pero la hidroqueratina es de un color marrón fuerte (ver vasito en la foto), he añadido 6 g. y se ha quedado un poco malva-amarronado  (al fin y al cabo hemos preferido añadir este maravilloso ingrediente antes que tener en cuenta la estética). 
El aceite de caprylic no deja sensación grasa ni engrasa, actúa de vehículo para la mejor penetración de los principios activos y ayuda a alisar el pelo. El vinagre de manzana aporta brillo, facilita el peinado y desprende las partículas calizas al aclararse el pelo con el agua del grifo y no deja olor.

-Champú y gel de ducha de Castilla

Un champú y gel que va fantástico para la piel y el cabello es el que se realiza con potasa. Cuando se vaya a añadir  a la masa el agua mineral o destilada se le  puede añadir extracto de ortiga, de cola de caballo, de  spirulina... o aguas florales, los aceites esenciales, principios activos como pantenol, etc.

No hace falta añadir espumeantes, pero si queremos tener más espuma podemos añadir bórax (máximo un 10% peso total y disuelto previamente en agua y además actúa de conservante) cuando añadamos el agua a la masa. También podemos añadir decyl  o coco glucoside.
Debemos añadir la misma proporción de agua que de masa, si espesa mucho se puede añadir más agua. 

Este tipo de champú y gel es perfecto para limpiar la  piel del cutis. Es uno de los mejores jabones líquidos para la piel.
Nota: podéis encontrar como hacer jabón líquido en la pestaña de "Jabón natural".


18 comentarios:

  1. Buscando información acerca de los champús he dado con esta entrada que me parece un trabajazo.
    Y me he dado cuenta de que empezaste a seguir mi blog, muchas gracias!!!
    Por cierto no doy con la fórmula que me convenza de champú todavía, aunque el pelo queda genial pero la textura no llega a ser buena. En fin seguiremos intentándolo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Virginia, por tus palabras y por seguirnos. Nosotras estamos trabajando con champú sólido y fabricando mascarillas para el pelo.Ya hemos realizado clases y ahora practicando en distintos pelos. Cuando esté más consolidado pondremos el post. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso blog hoy he aprendido muchas cosas que no sabia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Zulay. Que alegría nos da tu comentario. Muchos saludos.

      Eliminar
  4. Cómo se lo han currado, no cabe más generosidad.He aprendido muchísimo, seguiré aprendiendo. Un millón de gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anónimo. Nos alegramos mucho que te guste. Seguimos trabajando y también aprendiendo. Saludos.

      Eliminar
  5. fascinada con todo lo que leí, gracias excelente y muy bien detallado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Piel. Empezamos realizando el blog en principio como consulta para nosotras y ya de paso lo compartimos con los demás. Por eso vuestra opinión como jaboneros es muy importante para nosotras. Muchos saludos.

      Eliminar
  6. Chicas! las felicito por su blog, es super completo
    Hace mucho que estudio sobre jabones y cosmetica natural y considero que este blog es el mejor que he consultado.
    Concepcion de Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dana Rex. Que alegría nos das. Seguimos trabajando en el blog todo lo que podemos, todavía le tenemos un poco "en pañales" pero poco a poco se andará. Muchos saludos.

      Eliminar
  7. Gracias por vuestras explicaciones. Un gran trabajo. Os felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Syl Cas por tu comentario. Nos alegra tus palabras. Muchos saludos.

      Eliminar
  8. Me interesa mucho la historia de la cosmética a lo largo de los años y cómo van cambiando las modas. Hoy en dia se usa estar más delgada y toda depilada. Es muy importante averiguar sobre depilacion definitiva precios si es que les interesa porque hay mucha variedad de tratamientos y precios. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara. Actualmente a todos nos interesa el mundo de la depilación, incluidos cada vez más hombres. Saludos.

      Eliminar
  9. Muchísimas gracias por tanta generosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Renacer. Para esto hemos creado el blog. Nos sentimos contentas si te ha ayudado en algo. Muchos saludos.

      Eliminar
  10. Hola me ha encantado mucho toda la informacion acerca de la cosmetica natural, pero me he quedado con una duda, para la elaboracion de una crema, cual es la proporcion maxima o porcentaje de principios activos que debo sumar a las fases acuosa y oleosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ely y Lizaar. No existe una proporción máxima de principios activos. Ten en cuenta que cuantos más añadas más se puede desestabilizar una crema y también depende de cuales sean los principios activos. Por ejemplo si añades un 10% de aloe vera en zumo no cuenta como principio activo, sino que lo tienes que descontar de agua, en cambio si lo añades en polvo cuenta como principio activo. Por ejemplo de ácido hialurónico se suele añadir un 0,02% del peso total. De todas formas un 3-5% del peso total es correcto añadir. Espero haberte ayudado. Cualquier duda vuelve a consultar. Saludos.

      Eliminar